Agricultura y minería en pandemia: trabajadores denuncian total falta de medidas preventivas

    En la zona de AConcagua, los trabajadores acusan que no han existido resguardos ante el brote del virus Covid-19.

    Sin medidas de prevención, en hacinamiento e incluso con horarios extendidos, las y los trabajadores del Fundo Verónica, de la comuna de Santa María de San Felipe han tenido que realizar sus laborales en medio de la crisis sanitaria en que se encuentra el país, así lo denunció el Sindicato Nacional de Asalariadas Agrícolas de Temporada y Trabajadoras del Mar

    En un comunicado, publicado por la Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas (Anamuri), denuncian las precarias condiciones en que el gremio ha tenido que desarrollar sus laborales.

    “El Fundo Verónica no ha dispuesto de medidas de prevención adecuadas para evitar la propagación del virus. Al día de hoy, aproximadamente 50 trabajadores y trabajadoras no cuentan con mascarillas, alcohol gel u otras medidas preventivas”, se lee en el texto. También denuncian la grave exposición que se someten al trabajar con tanta cercanía y las aglomeraciones en el transporte.

    Otra de las situaciones controversiales a las que se han tenido que someterse es la extensión de sus horarios laborales; comenzando desde las 10 de la mañana hasta pasada la madrugada. “Nos parece desmesurado el ánimo de mantener las ganancias a costa de la salud de los trabajadores”, expresaron.

    La directora de Anamuri, Alicia Muñoz, fue quien recibió la denuncia de los sindicatos agrícolas de la zona. “Están muy preocupados. Ellos saben que deben trabajar , pero piden algunas algunas prevenciones: que haya agua suficiente, que haya jabón, que haya gel. No hay recomendaciones”, expresó la dirigenta.

    Muñoz explicó que el miedo constante de los y las trabajadores a ser contagiados por el virus y la poca preocupación que sus empleadores han demostrado la situación de precariedad en que se han encontrado todos estos años.

    “Para nosotros ha sido una situación de toda la vida, pero hoy la cosa se coloca mucho más difícil porque estamos ante una situación de emergencia tan grande”, explicó. “Entendemos la preocupación, es un negocio, pero a eso les pedimos medidas mínimas de prevención de riesgo. Es una de las cosas que más reclamamos”, agregó Muñoz.

    En Los Andes, la situación de hacinamiento y poca preocupación no dista de lo ocurrido en San Felipe. Los trabajadores contratistas de mineras como Codelco, en particular de la División Andina, no han cesado en sus operaciones masivas, sin mayores resguardos y sin condiciones de higiene.

    “Hemos tenido denuncias de trabajadores que no cuentan con tazas y han tenido que cortar hasta botellas de bebida para poder tomar el café. Es la industria minera, la gran industria del país. Esta misma situación que vemos en Codelco Andina, se vive también en cuatro divisiones de Codelco: en Minera Gabriela Mistral, en Ministro Hales, en Chuquicamata y en El Teniente. También en otras mineras como Quebrada Blanca y Escondida”, detalló el vocero de la Confederación de Trabajadores Contratistas de la Minería y del Bloque de Unidad Social de Los Andes, Cristian Cuevas.

    La industria se ha preocupado de los trabajadores de planta, que son un tercio de la fuerza laboral y el otro 70%, que se salve como pueda. Son condiciones inhumanas, inaceptables para la industria minera y esa situación se extiende masivamente en otros sectores que no tienen la ni siquiera la posibilidad de organizarse”, sentenció.

    Cuevas explica que los distintos sectores gremiales de la zona, como la agroindustria, la minería y los servicios de supermercado, se han mantenido en contacto para recoger experiencias y levantar toda información que se tenga sobre las deficientes condiciones laborales que han denunciado en estos días.

    Tanto Muñoz como Cuevas anunciaron que estas denuncias se canalizarán hacia las autoridades de la Dirección del Trabajo y la Seremi de la Salud de Valparaíso para ponerlas en alerta estas situaciones de nulo resguardo.

    “Nosotros mandamos un comunicado a las localidades. Esperamos que se pudiese tomar consideración, porque las dirigentes de la región están muy preocupadas y están todos los días llamando o preocupándose para hacer que haya más atención en las empresas mismas”, comentó Muñoz.

    Por su parte, desde el sector minero esperan que se generen acuerdos y se tomen los debidos resguardos, de lo contrario no descartan una paralización de los trabajadores al interior de las faenas.

    “Lamentablemente no hay la capacidad de fiscalización por parte de la institucionalidad del Estado y por eso el llamado que estamos haciendo mayoritariamente a los líderes y las organizaciones sindicales es a que debe haber una cuarentena total. No puede ser que mientras se exige cuarentena a los hijos e hijas de los trabajadores, la industria minera, la agroindustria, la industria pesquera, la industria forestal siga funcionando como si estuviésemos en una situación de normalidad”, dijo Cuevas.

    Finalmente, los trabajadores de estos rubros de la economía piden que se respete su derecho constitucional a la libertad a la vida e integridad, por sobre el derecho de las empresas a la libertad económica, tal como lo ha enfatizado la propia Organización de Naciones Unidas al disponer que la salud de la población es prioridad.

    Fuente: Diario U. de Chile