Líderes Empresariales por la Acción Climática piden al Gobierno avanzar en la descarbonización y electrificación del transporte público y privado

    La entidad, que reúne a 20 grandes empresas, envió una misiva con ocho medidas sostenibles a las carteras de Hacienda, Medio Ambiente y Energía, de cara a una reactivación económica verde en la post pandemia.

    Las empresas ya están pensando en cómo reactivar la economía, una vez que la pandemia de coronavirus pase. No obstante, el factor sostenible dentro de esta reactivación está tomando cada vez más protagonismo.

    En esa línea, los Líderes Empresariales por la Acción Climática (CLG Chile) enviaron esta mañana una carta a los ministerios de Hacienda, Medio Ambiente y Energía postulando ocho medidas alineadas con los compromisos ambientales que Chile actualizó en abril -la Contribución Nacionalmente Determinada (NDC)-, en el marco del Acuerdo de París. 

    Una de las acciones inmediatas que proponen es el avance en la descarbonización y electrificación del transporte público y privado, responsable del 24% de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en el país. Ante esto, la directora ejecutiva de CLG Chile, Marina Hermosilla, asegura que esta materia es prioritaria, y si se hace «a la par que se descarboniza la matriz eléctrica del país, tiene enormes beneficios sociales y económicos para Chile. La evaluación económica de las medidas que se proponen en la NDC muestra que esta es una medida tremendamente costo-efectiva para el país, y por eso consideramos que hay que impulsarla decididamente».

    Afirma que para lograr esta descarbonización, en CLG entienden la incorporación del precio al carbono en la economía «como un enfoque efectivo que proporciona los incentivos adecuados para direccionar la inversión privada y hacer el mejor uso del conjunto limitado de fondos públicos».

    En este sentido, Hermosilla explica que «la incorporación del precio social del carbono en las licitaciones del transporte público es algo que venimos mencionando desde hace tiempo. Chile tiene un precio social del carbono de US$ 40 por tonelada, que se usa en la evaluación social de proyectos, pero no se ha usado para evaluar las políticas públicas. Si eso se incorpora, la electrificación del transporte público se hace rentable ahora».

    En detalle, la organización -que agrupa a 20 grandes empresas, entre ellas Aguas Andinas, Antofagasta Minerals, CMPC y Colbún- propone:

    1. Impulsar una agenda concreta para avanzar decididamente en la descarbonización y electrificación del transporte público y privado.
    2. Potenciar la capacidad de captura y secuestro de CO2 de bosques y plantaciones forestales.
    3. Potenciar la construcción de infraestructura pública que apunte a generar empleos y que aporte resiliencia en las ciudades del país.
    4. Priorizar programas de creación de empleos en encadenamientos productivos de industrias que se traduzcan en bienestar para los más afectados por la crisis y que tengan oportunidades de redución de emisiones de carbono.
    5. Fomentar la inversión en innovación mediante fondos de capital o de garantía concursables, que permitan avanzar en la instalación de nuevas tecnologías bajas en carbono en diversas industrias.
    6. Desplegar creatividad y compromiso para adaptar procesos y prácticas que permitan retomar los procesos de evaluación ambiental, incluyendo las propuestas de compensaciones y activar mecanismos que permitan reducir los plazos de otorgamiento de permisos para proyectos de inversión que estén alineados con la visión de largo plazo de la NDC.
    7. Fomentar la creación de bancos de compensación ambiental que permitan destinar recursos a zonas de mayor beneficio ambiental y que puedan aportar el proceso de captura de carbono.
    8. Extender la utilización del precio interno del carbono en las decisiones de política pública e impulsar los mercados de carbono, adelantando la implementación de las compensaciones establecidas en la reforma tributaria.

     

    Fuente: Diario Financiero