Libro de la Sociedad Civil por la Acción Climática revisa compromiso del Gobierno de Chile con el cambio climático

    En su nuevo libro,  la Sociedad Civil por la Acción Climática (SCAC) desglosa, critica y analiza la reciente actualización de la Contribución Nacionalmente Determinada (NDC) presentada por el Gobierno, ya que -según explican- es considerada como insuficiente y que no aborda los problemas ambientales reales. A su vez, el libro también incluye las visiones de la SCAC, que pretenden comunicar propuestas realistas a la crisis climática que enfrentamos. 

    Este año el gobierno de Chile presentó la actualización de la Contribución Nacionalmente Determinada (NDC), las cuales son “insuficientes” tal como plantea la Sociedad Civil por la Acción Climática (SCAC). A través de un libro, las más de 150 organizaciones que componen esta plataforma enfatizan en la necesidad de acciones que deben ser impulsadas por parte de las autoridades para enfrentar los desafíos del cambio climático.

    A través de 12 capítulos, el “Análisis de la Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC) de Chile y Propuestas desde la Sociedad Civil por la Acción Climática”, la SCAC hace un análisis crítico a las propuestas del Gobierno de Chile desde la sociedad civil. Entre las principales conclusiones se desarrolla que los compromisos presentados por el gobierno no aprovechan la oportunidad de profundizar en materia de adaptación y resiliencia, así como tampoco se orientan a dar cumplimiento a los derechos humanos que se vulneran en territorios que concentran industrias contaminantes y que contribuyen al calentamiento global, o en territorios donde la gestión del agua afecta a las personas y a los ecosistemas, y  no declara un compromiso para detener la destrucción de ecosistemas naturales.

    Por otro lado, de las 24 contribuciones presentadas por el gobierno, solo dos consideran aspectos de género, y no reconoce que la forma en la que se realizan las principales actividades económicas del país contribuyen con esta crisis global. Tampoco manifiesta un compromiso para desarrollar mecanismos vinculantes, en donde los habitantes de los territorios, incluyendo el reconocimiento de saberes, participación y consulta a pueblos indígenas, permita desarrollar acciones integrales para enfrentar los desafíos, y puedan ser parte de la toma de decisión sobre las actividades que las y los afectan.

    Sociedad civil y discusión climática

    Fernanda Salinas, Doctora en Ecología y Biología Evolutiva, Investigadora en ONG FIMA y editora del libro, señala que «Estamos muy contentos del resultado de este trabajo colectivo. La sociedad civil no quiso quedar fuera de la discusión climática. Este libro recoge varias voces que realizan un análisis crítico de las contribuciones climáticas del Gobierno de Chile y elabora un conjunto de propuestas sobre cómo abordar las medidas de mitigación y adaptación, tanto desde aproximaciones sectoriales, como transversales, respetando los derechos humanos, los derechos de los pueblos originarios y la igualdad de género”.

    “La participación ciudadana activa y vinculante de las comunidades locales en la toma de decisiones sobre las actividades que se realizan en los territorios, y el fomento y fortalecimiento de las redes de economías locales al servicio de las personas y del cuidado de la naturaleza son elementos esenciales de la propuesta», agrega Salinas.

    El libro, que contó con la participación de 23 investigadores y destacados ecologistas chilenos y chilenas, propone una transformación profunda de la sociedad para abordar la crisis climática, que se cruza con la crisis ecológica, social, económica y sanitaria. Son propuestas que se reúnen de manera integral, con un enfoque transversal, intersectorial y transdisciplinario, que considera la integración social, las economías que cuidan a las personas y a la naturaleza que nos sostiene y la democratización en la toma de decisiones en los territorios.

    La transformación, por lo tanto, no solo recae en las autoridades y en los restringidos espacios actuales de toma de decisión, sino que la ciudadanía también requiere de la creación de los espacios para poder, entre todos y todas, ser protagonistas de una sociedad resiliente, sostenible, justa y humana.

    Para más detalles, accede al libro aquí

    El contexto

    En el año 2019, a raiz de la crisis ambiental y con el plan truncado de realizar la COP25 en Chile, se articula la Sociedad Civil por la Acción Climática (SCAC), plataforma que reúne cerca de 150 organizaciones del mundo ambiental. La SCAC nace buscando aportar a la visibilización de la crisis climática y ecológica, apoyando la promoción de acciones climáticas efectivas y concretas y el desarrollo sostenible.

    El libro se crea a partir del contexto mundial actual, donde el incremento de las temperaturas, las olas de calor cada vez más intensas y frecuentes, el derretimiento de glaciares y el ascenso en el nivel del mar son algunos de los devastadores efectos de la crisis climática y ecológica que demuestran que las actividades humanas han generado un desequilibrio en los ecosistemas locales y globales. A la vez, evidencian la urgencia con la que debemos actuar para evitar daños irreversibles y el colapso de los sistemas ecológicos y humanos como los conocemos hasta ahora.

    Fuente: El Mostrador