Zona central registra el invierno más lluvioso de la última década

    Según un informe elaborado por la U. de Santiago, precipitaciones fueron las más altas registradas desde el año 2009. Sin embargo, fueron insuficientes para suplir el déficit que es superior al 30%, agudizado por un otoño extremadamente seco.

    Confirmado la percepción ambiente, un estudio de la Universidad de Santiago, liderado por el climatólogo Raúl Cordero, detalla que la zona central de Chile registró el invierno más lluvioso de la última década.

    Las precipitaciones en Santiago durante el invierno meteorológico (junio, julio y agosto de 2020) son las más altas registradas desde 2009, y las segundas más altas desde que comenzó la mega sequía que afecta a la zona central en 2008.

    “Las precipitaciones durante este invierno meteorológico fueron casi tres veces las registradas durante el mimo período de 2019 (185 mm y 66 mm, respectivamente). Ese nivel de precipitaciones, aunque deficitario, disminuye el riesgo de racionamientos de agua para las grandes ciudades de la zona central, especialmente para Santiago”, señala Cordero.

    Sin embargo, advierte estas precipitaciones aún son insuficientes para suplir el déficit de lluvias, agudizado por un otoño extremadamente seco. A la fecha, la zona centro del país mantiene un déficit de precipitaciones superior al 30%.

    De acuerdo a la Dirección Meteorológica de Chile (DMC), solo Coyhaique presenta un ligero superávit de precipitaciones a la fecha (algo superior al 10%), detalla el informe.

    Sistema frontal, lluvias, precipitaciones
    Foto: Agencia Uno

    Las precipitaciones acumuladas en Santiago solían superar a fines de agosto los 250 mm. Esa cantidad se redujo a solo 150 mm durante la última década (2010-2019), marcada por la mencionada sequía.

    El académico de la Usach aclara que “desafortunadamente, aunque son mejores que las de 2019, las precipitaciones deficitarias durante el invierno meteorológico 2020 disminuyen aún mas las probabilidades de que el 2020 rompa la larga sequía que afecta a la zona central del país”.

    Aunque el acumulado de precipitaciones continúa siendo deficitario en la zona central, algunas métricas volvieron a rangos considerados normales. En la que va corrido del año, en Santiago se registraron tres días con precipitaciones superiores a los 25 mm.

    Este es un número cercano al promedio histórico y es significativamente superior al registrado durante la década pasada (2010-2019), en que se registró un día con precipitaciones superiores a los 25 mm.

    Fuente: La Tercera