Los embalses que se proyectan para amortiguar la sequía en la región de Coquimbo

    Canelillo, La Tranca, Murallas Viejas y Rapel, son los espejos de agua que esperan ser parte de la solución a la crisis hídrica que viven agricultores y ganaderos en la provincia de Limarí y Choapa. Ante esta necesidad, el nuevo intendente, Pablo Herman, se refiere al estado en el que se encuentran estos proyectos.

    Teniendo en cuenta la profunda sequía que vive la región, que se arrastra hace más de 15 años, el nuevo intendente, Pablo Herman, señaló que una de sus prioridades será la aceleración de la construcción de los embalses en la provincia de Limarí y Choapa.

    En junio del 2019, el presidente Sebastián Piñera, puso en marcha el Plan Nacional de Embalses en la comuna de Combarbalá, el cual contempla la construcción de 26 nuevos reservorios, de ellos cuatro corresponden a la región de Coquimbo.

    Se trata de los embalses La Tranca, Murallas Viejas, Rapel y Canelillo. En conversación con El Día, la máxima autoridad regional, indicó que este último ha sido priorizado por el presidente, debido a la compleja situación de crisis hídrica que enfrenta Choapa.

    “Esperamos licitar a fin de año los estudios complementarios, lo que nos va a permitir mejorar la prefactibilidad para entregar agua a sectores del secano de Canela e Illapel, que inicialmente no estaban contemplados. Con esto, vamos a beneficiar a las familias de Mincha, Mincha Sur, Tunga, Tunga Norte y del secano de Canela”.

    Cabe precisar que este programa, además de garantizar el abastecimiento hídrico para el riego y consumo humano, mantiene otros objetivos, como la utilización de los acuíferos naturales para inyectar agua en periodos de abundancia; proteger a las personas y a la infraestructura mediante un Plan Nacional de Protección contra aluviones, crecidas y gestión de aguas lluvias.

    Valle Hermoso

    Sobre los proyectos que se encuentran pendientes en la zona, Herman precisó que “tienen énfasis en mejorar nuestra capacidad de acumulación y abastecimiento de agua, particularmente en el sur de Limarí y el Choapa, y siempre pensando en el avance del proceso de desertificación que está afectando fuertemente a nuestra región”.

    A estos, se suma el embalse Valle Hermoso, emplazado en la comuna de Combarbalá, que según informó el intendente, “ya se encuentra terminado y en proceso de llenado, pero la sequía ha hecho que el proceso sea lento”.

    Este espejo de agua implicó una inversión de 81 millones de dólares y cuenta con una capacidad de almacenamiento de 20 millones de metros cúbicos de agua, garantizando así el riego de 1.500 hectáreas y beneficiando directamente a 1.160 agricultores.

    Mayor avance

    De acuerdo a información oficial, el embalse que presenta mayor avance de los ya mencionados, es el de Murallas Viejas, que ya cuenta con su diseño básico terminado. “Vamos a firmar un convenio entre el Gobierno Regional y el MOP para financiar su diseño de ingeniería y estudio de impacto ambiental, lo que esperamos licitar el próximo año y, así, seguir avanzando en la priorización de embalses a nivel nacional”, explicó la autoridad regional.

    Este embalse, que contempla una inversión de 196 millones de dólares, se construirá sobre el río Combarbalá y proyecta una capacidad de acumulación de 50 millones de metros cúbicos de agua, ocupando una superficie de 3.250 hectáreas.

    Respecto al embalse La Tranca, que se proyecta sobre el río Cogotí, éste se encuentra con su proceso de prefactibilidad terminada. Contempla una inversión de 154 millones de dólares y podrá acumular hasta 46 millones de metros cúbicos. “Estamos esperando la liquidación del diseño, que no se ha podido concretar debido a algunas dificultades con las comunidades al interior de Combarbalá en las que seguimos trabajando”, agregó Herman.

    En relación al futuro embalse Rapel, éste se construirá sobre el río Limarí, y actualmente se encuentra con su proceso de factibilidad terminada. Contempla una inversión de 145 millones de dólares, y podrá acumular hasta 14 millones de metros cúbicos.

    Fuente: Diario el Día