Senador Girardi se abre a un acuerdo en proyecto de glaciares, pero critica indicaciones del Gobierno

    Hoy se retomará la discusión al interior de la comisión de Minería y Energía del Senado, pero la votación podría postergarse nuevamente.

    Hoy se retomará la discusión del proyecto de ley que busca proteger a los glaciares que hay en el país, en el marco de la comisión de Minería y Energía del Senado. Sin embargo, no existe claridad respecto de si se votará o no la moción parlamentaria, luego de la postergación anunciada la semana pasada, ya que se espera contar con la participación del glaciólogo y académico de la Universidad de Chile, Francisco Ferrando.

    En ese escenario, el senador Guido Girardi (PPD) dio a conocer posibles cambios al proyecto que es de su autoría, específicamente respecto de los sujetos de protección que se buscan instaurar. Así, el senador aseguró que ‘siempre se puede conversar y mejorar los proyectos.

    Es importante la reunión de hoy, porque el glaciar es parte de un ecosistema y uno podría decir que el glaciar y la zona periglaciar comparten ecosistemas que lo sustentan y deben tener un nivel de protección equivalente, mientras que en el caso del permafrost podría tener un elemento de protección menos riguroso, porque si hay permafrost lejos de un glaciar, no es sujeto de producción. Es por eso que podríamos tener dos categorías, con una zona con protección distinta’, agregó Girardi. No obstante, el integrante de la comisión de Minería y Energía también fue crítico de las indicaciones del Gobierno, y apuntó a que es difícil lograr un acuerdo con el Ejecutivo mientras se mantenga el veto al proyecto proinversión. ‘Las indicaciones buscan que no exista protección, se plantea hacer un catastro, pero se establece que cualquier privado puede solicitar la desafectación de un glaciar y no hay un enfoque ecosistémico ni de la crisis hídrica que existe en el país’, apuntó Girardi.

    En tanto, las preocupaciones de la industria pasan por los efectos que podría tener el proyecto, que de aprobarse tal como ingresó al Congreso, según un estudio de Cochilco, afectaría a la producción de cobre del país, la que tendría un descenso promedio de un 22% a 28% en un horizonte de 2021 a 2031, lo que significa una pérdida de 1.387 a 1.809 miles de toneladas de cobre fino. Otra de las cifras que se destaca en el informe realizado por la entidad gubernamental es que la menor actividad golpearía fuertemente al PIB del país, en un 2,4%, lo que equivale a una pérdida de US$ 7.158 millones respecto de 2018, mientras que las exportaciones del sector minero disminuirían en un 24%. En tanto, desde el Ministerio de Minería han apuntado a que las indicaciones que se ingresaron buscan conciliar la protección de los glaciares, con actividades como la minería, pero también el transporte o el turismo.

    Fuente: El Mercurio