Senadores definen que comenzarán a votar ley de glaciares a fines de octubre

    Subsecretario de Minería dijo estar comprometido con encontrar un punto de acuerdo, pero con un análisis de sostenibilidad.

    Un tenso cara a cara tuvo ayer la comisión de Minería y Energía del Senado al reactivar, después de varios meses, la tramitación del proyecto de ley que busca la protección de glaciares.

    Las relaciones entre senadores y el Ejecutivo no están en el mejor pie, luego que el gobierno decidiera forzar cambios a un proyecto de ley proinversión que se aprobó en el Congreso, a raíz de diferencias que había en torno a uno de sus puntos específicos.

    Ayer, en la comisión de Minería y Energía del Senado donde se analizó la ley de glaciares, una mayoría se inclinó por comenzar a votar la iniciativa. La senadora Yasna Provoste aseguró que “en 15 años el Congreso ha visto sucederse cinco iniciativas legislativas y eso es lo que muchas veces algunos apuestan: una más de aquellas mociones que no llegan nunca a puerto”.

    Su par Guido Girardi coincidió, recalcando que no está en discusión si hay que proteger o no los glaciares, sino cuánto y qué se debe resguardar dentro de este ecosistema.

    En esa línea, se mostró partidario de establecer una protección a los glaciares que sea “a firme” y luego una protección gradual en función de los componentes que acompañan a este glaciar, como la zona periglaciar y el permafrost. “Lo que planteo es la disposición a ir avanzando, votando el proyecto, con asesoría independiente”, dijo.

    El senador Álvaro Elizalde dijo tener una “mala experiencia” por lo ocurrido con el veto. “Genera un clima bastante complejo para lo que viene por delante”, lanzó.

    Por su parte, el senador Alejandro García-Huidobro afirmó que “en ningún momento he visto que el gobierno pretenda destruir los glaciares”.

    “La diferencia no está en los glaciares. Está justamente en lo que rodea los glaciares, que son el permafrost y todo lo que significa el ambiente periglaciar. Lo peor que puede ocurrir es que no se llegue a acuerdo, porque en la democracia es fundamental para ello y el gobierno ha estado por eso, presentando indicaciones para avanzar”, agregó García-Huidobro.

    En la cita intervino el subsecretario de Minería, Iván Cheuquelaf, quien no logró quitar presión al ambiente. Si bien indicó que desde el gobierno están disponibles a conversar, mostrándose a favor de la idea de legislar, solicitó que los dirigentes sindicales sean escuchados antes de comenzar la votación del articulado. “Estamos comprometidos a encontrar un punto de acuerdo en este proyecto de ley de protección de glaciares”, dijo.

    Sin embargo, la instancia resolvió comenzar la votación luego de la semana distrital, lo que se concretaría el 28 de octubre. En la instancia habría confianza en que la iniciativa avanzaría con el apoyo de, al menos, tres votos de la comisión.

    La visión de los expertos

    Tanto el gobierno como los impulsores de la iniciativa estuvieron acompañados por expertos, intentando poner en voz de la ciencia sus planteamientos. El profesor del Departamento de Geografía de la U. de Chile, Francisco Ferrando, abordó cómo incorporar adecuadamente los conceptos de periglaciar y permafrost en el cuerpo de la ley.

    Acompañando a Cheuquelaf, el glaciólogo Gino Casassa sostuvo que este proyecto contiene “errores sustanciales en sus definiciones, en los objetos que serían los glaciares y, sobre todo, en el ambiente periglaciar y también el permafrost”, lo que de alguna forma se han corregido en la indicación del Ejecutivo.

    Fuente: Diario Financiero