SQM fija metas para reducir consumo hídrico y bajará 20% extracción de salmuera del Salar de Atacama

    CEO de la empresa dice que ‘la reducción no afectará los niveles de producción de corto plazo ni los planes de expansión que están en desarrollo’.

    Un plan con compromisos medioambientales con recursos por unos US$ 200 millones anunció este jueves SQM. La minera no metálica, que tiene inversiones proyectadas totales en Chile por unos US$ 1.200 millones entre 2020 y 2022, tiene el foco puesto en bajar su consumo de agua continental en sus operaciones, especialmente en el Salar de Atacama, de donde extrae litio y otros productos.

    La minera lleva casi dos años bajo el liderazgo de Ricardo Ramos quien concedió -por escrito- su segunda entrevista. El plan anunciado ayer se hace en medio de días complejos en el entorno de la empresa, luego de que la Corte Suprema decidiera rebajar una millonaria multa a uno de sus accionistas principales, Julio Ponce, por el denominado caso Cascadas.

    ‘No tengo información distinta a la que sale en la prensa y no me corresponde involucrarme en los temas que son propios de nuestros accionistas’, se limita a comentar Ramos.

    ¿Esto tendrá impactos en la imagen de SQM? ‘Los temas que puedan afectar a nuestros accionistas y que no son del ámbito de SQM, no tienen ni debieran tener ningún impacto en nuestra imagen ni en el desarrollo de nuestros negocios’, dice.

    El ejecutivo explica que la empresa está sólida financieramente y decidió ponerse metas exigentes en materia de sustentabilidad, lo que implicará bajar el consumo de agua continental en todas las operaciones en un 40% al año 2030 y en un 65% al año 2040.

    – ¿Por qué se decide en este momento impulsar estos compromisos?

    – Es un compromiso que asumimos por convicción, de manera voluntaria. Desde hace varios años participamos en industrias que apoyan la sustentabilidad a nivel mundial, tales como la energía solar y las baterías eléctricas, y por lo tanto es fundamental que nuestros productos cumplan altos estándares de sustentabilidad. Nuestros modelos de negocios se basan en inversiones de largo plazo que necesitan ser reconocidas por su aporte y respeto a las comunidades, al medio ambiente y a la sociedad en general.

    – ¿Es una respuesta forzada por las circunstancias, considerando los recursos que llegan a la justicia y las acciones de las autoridades?

    – Los procesos abiertos se responden con planes de cumplimiento que apuntan a objetivos específicos de corto y mediano plazo, y lo que buscamos con nuestro plan de sustentabilidad es consolidar nuestro compromiso a largo plazo.

    Son desafíos potentes y compromisos claros: bajar nuestro consumo de agua continental en todas las operaciones en un 40% al año 2030 y en un 65% al año 2040. Adicionalmente, vamos a disminuir la extracción de salmuera del Salar de Atacama en un 20% de forma inmediata partiendo en noviembre y llegando a un 50% al año 2030; ser carbono neutral en todos nuestros productos al año 2040, y en el caso del litio, cloruro de potasio y yodo al año 2030. Estimamos una inversión de unos US$ 100 millones.

    Adicionalmente, nos comprometemos a mantener y profundizar la gestión responsable de los recursos naturales utilizados, trabajando en conjunto con las comunidades para apoyar el cuidado y protección de estos ecosistemas.

    – Grandes fabricantes de autos eléctricos estaban presionando para que la extracción de litio del Salar de Atacama sea sustentable. ¿Va en línea con esto?

    – Hemos trabajado desde hace muchos años en la sustentabilidad, no es algo forzado, sino que forma parte de nuestra convicción y, por cierto, se alinea con las aspiraciones de nuestros clientes en todas nuestras áreas de negocios.

    – ¿Cómo lograrán bajar el consumo de agua fresca?

    – Hemos estado desarrollando varias iniciativas para mejorar nuestros procesos productivos que permitirán sustentar un menor uso de agua continental. Junto con lo anterior, vamos a implementar significativas inversiones en nuevas tecnologías.

    – ¿Qué acciones involucra la medida del Salar?

    – Llegar a estos compromisos no ha sido fácil, las salmueras del Salar de Atacama no sólo tienen altos contenidos de litio, sino que tienen altos contenidos de muchas otras sales solubles que dificultan la producción de productos de litio de alta calidad.

    Llevamos varios años estudiando procesos y tecnologías que hoy nos permiten producir litio de alta calidad, aumentando significativamente los rendimientos de producción.

    La inversión en investigación y desarrollo nos permiten proyectar niveles de producción en el futuro cercanos a las 200 mil toneladas al año.

    Lo anterior, incluso considerando las significativas reducciones voluntarias de bombeo que tenemos planificadas. La reducción no afectará los niveles de producción de corto plazo ni los planes de expansión que están en desarrollo.

    – ¿Qué tan clave es resolver la problemática hídrica para la relación con comunidades?

    – Nosotros hemos sido responsables y conscientes con el uso de recursos hidrícos en todas nuestras operaciones. Este plan de sustentabilidad va en línea con lo que ha hecho previamente la compañía y entrega metas concretas. El sistema de monitoreo en línea apunta también en este sentido: dar transparencia y certezas.

    – ¿Creen que estas medidas serán suficientes para dar un giro en medio de los diversos conflictos que han arrastrado por el manejo de los recursos naturales?

    – En el último año hemos dados pasos significativos en integrarnos de manera efectiva con las comunidades del Salar. Son diversas las comunidades, pero todas tienen elementos comunes: quieren conversar y ser escuchados, quieren respeto y es nuestro deber apoyarlas cuando lo requieren.

    Hemos avanzado mucho y queda mucho por avanzar.

    Tenemos mucho que aprender de los pueblos originarios en el norte: son comunidades organizadas, saben lo que quieren y no necesitan que alguien en Santiago decida lo que es bueno para ellos.

    – Considerando las metas planteadas, ¿se puede bajar el consumo de agua continental sin afectar la producción?

    – Tendrá, por cierto, un efecto en el largo plazo en una menor producción de cloruro de potasio en el Salar de Atacama, pero no va a afectar nuestros planes de producción de nitratos, yodo y litio, los cuales consideran importantes aumentos de capacidad de producción en el futuro. Lo anterior es muy importante para mantener el liderazgo del país en estas industrias y seguir contribuyendo al desarrollo humano en las áreas tecnológicas, energéticas, salud y alimenticia.

    Fuente: Diario Financiero