Barrick definiría en 2021 el futuro de Pascua-Lama tras completar estudio de factibilidad

    Aunque el proyecto original es inviable, las condiciones del mercado del oro son un impulso a no abandonar la búsqueda de un plan B.

    Hace casi dos meses, el Primer Tribunal Ambiental determinó la clausura definitiva del proyecto minero Pascua-Lama y, además, mantuvo la multa de más de $ 7 mil millones impuesta por la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA). La canadiense Barrick Gold no apeló, declaró su convicción de que seguirá invirtiendo en Chile y aseguró que continuará los estudios para reevaluar el potencial de la iniciativa.

    Así, aunque tras varios años de estudios la minera confirmó en febrero que no contaba con una alternativa viable para materializar el que sería el primer proyecto minero binacional del mundo, decidió emprender un trabajo para reevaluar su potencial, el que implica una revisión interna de sus aspectos técnicos, económicos y sociales, como también un enfoque diferente para el proceso de permisos y desarrollo en caso de que los estudios en curso den como resultado una iniciativa que cumpla con los filtros de inversión de la canadiense.

    Esa sigilosa tarea ya muestra sus primeros avances. Según informó la minera en su última entrega de resultados, se ha completado la totalidad de la auditoría a la infraestructura de la iniciativa, la cual está en el lado argentino de Lama, a lo que se suma la revisión de los datos y los registros de pozos.

    Además, se creó no solo un modelo geológico y para todos los recursos, sino que también se está en proceso de construcción de uno geométrico.

    Con ese modelo instalado, a medida que se va implementando se están identificando brechas en la información, sean sus características metalúrgicas, estilos de mineralización o sus tipos de conexión.

    ‘Hacia adelante, estamos haciéndonos cargo de esas brechas. Nuestro objetivo es llegar hacia fines del próximo año con un estudio de factibilidad revisado’, reveló el presidente y CEO de Barrick, Mark Bristow, en conferencia con analistas. Según explicó el ejecutivo, podría no ser un nivel financiable, ‘pero ciertamente estará en una etapa donde podamos evaluar el potencial de estas series de activos y tomar una decisión respecto de si es o no un activo nacional que puede ser desarrollado de una forma responsable para el beneficio de los accionistas, incluyendo a ambos países, o no’.

    Desde cero

    Aunque todo está cerrado desde 2012, la idea de la minera es evaluar los cuerpos mineralizados, la infraestructura existente y, en la práctica, determinar qué tanto hay y qué podría eventualmente ser reutilizado. De esta forma, el próximo año se conocería en definitiva si Pascua-Lama podría ser reacondicionado, si es factible un nuevo proyecto o se hace inviable un desarrollo. En caso que el escenario sea positivo para la minera, deberá comenzar desde cero, pasando nuevamente por el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA). Fuentes de la industria comentan que, aunque el proyecto original es inviable hoy, las condiciones del mercado serían un aliciente para no abandonar la búsqueda de un ‘plan B’ y explotar los recursos de oro existentes.

    Actualmente, tendría un incentivo mayor con altos precios del oro que llegan a los US$ 1.900 la onza, las expectativas de recuperación de la economía global y las bajas tasas de interés en el mundo.

    Línea eléctrica

    Barrick también se refirió a la construcción de la línea eléctrica de 23 kilómetros que unirá a Chile con Argentina. Luego de que las restricciones de la cuarentena por el Covid-19 provocaran que las obras se suspendieran temporalmente en marzo, la minera indicó: ‘Con el proyecto actualmente avanzado al 71% de finalización, nos estamos preparando para reiniciar las actividades de construcción a fines de 2020.

    Continuamos esperando que el proyecto de transmisión de energía de Veladero se complete para fines de 2021’.

    Fuente: Diario Financiero