China SGID comprará CGE y entra a disputar liderazgo en el sector eléctrico chileno

    El precio de la adquisición involucra unos US$3.000 millones, cifra que se calificó como baja en la industria, puesto que el año pasado la misma compañía compró Chilquinta, que es de menor tamaño, por US$2.000 millones.

    Una verdadera bomba fue el anuncio de este viernes, no solo para el sector eléctrico, sino que para la inversión en Chile en general.

    El principal grupo eléctrico del mundo, State Grid (SGID) -que atiende más de 1.100 millones de clientes-, anunció un acuerdo para adquirir el 96% de la distribuidora CGE -actualmente ligada a la española Naturgy, ex Gas Natural Fenosa- por el equivalente 2.570 millones de euros, unos US$3.000 millones.

    State Grid es actualmente controladora de Chilquinta, la que adquirió en octubre de 2019 por más de US$2.000 millones al grupo estadounidense Sempra Energy. Dado eso, la operación anunciada este viernes deberá sortear primero la barrera de la Fiscalía Nacional Económica (FNE), dado que se trata de dos empresas del mismo rubro. Las partes esperan que el negocio se complete hacia febrero de 2021.

    La operación significa todo un rebaraje en la industria eléctrica, y en particular en el negocio de la distribución. Sumando las dos operaciones que estarán en manos de SGID -Chilquinta y CGE- el grupo chino tendría el 52,4% de los clientes de distribución eléctrica, lo que se traduce en 3,7 millones de clientes. Enel Distribución es la compañía que los sigue, con 1,9 millones de usuarios.

    No obstante, por ventas de energía, el grupo Enel -también de propiedad estatal, pero en este caso italiano- sigue liderando con casi 17.000 GWh comercializados en 2019, de acuerdo con la Memoria Anual de Empresas Eléctricas, gremio que reúne a las empresas del sector.

    CGE, en tanto, comercializó el año pasado 11.474 GWh, sumando su participación en Edelmag, mientras que Chilquinta llegó a 2.889 GWh. Entre ambas suman el 40,8% de la electricidad comercializada en el segmento de distribución, mientras que Enel llega al 48,4%.

    Pero no es el único segmento del mercado eléctrico en el que empresas chinas entran a competir en Chile. En 2017, Southern Grid -la segunda eléctrica del gigante asiático- adquirió el control de Transelec en US$1.300 millones. Además, otra firma asiática, State Power, opera activos en generación, a través del control de la australiana Pacific Hydro, que suma 366 MW instalados, lejos de los 7.303 MW de Enel, por ejemplo, o los 3.238 MW de Colbún.

    Razones de la venta

    Desde la industria se miró con cautela el anuncio de ayer, pues Naturgy recién se había instalado en 2014 al país, instancia en la que también invirtieron unos US$3.000 (aunque esa adquisición incluía el negocio del gas, que seguirá en manos españolas). Diversos expertos concordaron que la principal razón de la salida de los españoles se debe a los riesgos regulatorios, pues en el último tiempo se han visto diversos cambios en la materia, en los que se destaca la ley corta de distribución y la ley de servicios básicos.

    Lo mismo está relacionado con el valor de la compra, pues la distribuidora Chilquinta se vendió en unos US$2.000 millones a la misma empresa china y tiene algo más de 600 mil clientes, mientras que CGE tiene cuatro veces más de usuarios.

    A mediodía de este viernes -hora chilena-, los máximos ejecutivos de Naturgy convocaron a una reunión con inversionistas en la que se refirieron al anuncio. En la instancia, el presidente de la compañía, Francisco Reynés, aseguró que la iniciativa era parte del plan estratégico.

    “Estamos centrados en el crecimiento rentable hacia la transición energética y pensamos que deberíamos empezar rotando desde aquellos mercados o negocios donde pensamos que es menos positivo y movernos a otros donde podemos encontrar más ventajas”, explicó el ejecutivo, agregando que “estamos creando valor para nuestros accionistas”. Respecto a la no inclusión de la venta del negocio del gas en Chile, Reynés dijo que State Grid es una compañía que no tiene el foco de gas y, además, que “este no es el final del juego”.

    Este viernes Liu Zehong, subdirector general de State Grid Corporation, asistió a la ceremonia de firma de la adquisición. En la instancia afirmó que la estabilidad política y económica, el sólido sistema legal y la alta calificación crediticia soberana de Chile lo convierten en un importante mercado de inversión en el extranjero para State Grid Corporation of China. “Como inversionista a largo plazo en la industria energética, State Grid Corporation of China aprovechará al máximo sus ventajas integrales en tecnología, administración, construcción, capital y otros aspectos en el futuro, y se esforzará por promover el desarrollo de CGE, mejorar su nivel de servicio de operación de la red y brindar estabilidad para la vida y el desarrollo económico de los residentes chilenos”, manifestó.

    Fuente: La Tercera