Gobierno sufre derrota en reinicio de votación del proyecto de glaciares y senadores opositores confirman definiciones

    Comisión aprobó la indicación que mantiene que la ley se aplica a estos cuerpos, al ambiente periglaciar y al permafrost.

    Tras varias dilaciones, finalmente ayer la comisión de Minería y Energía del Senado retomó la votación del proyecto de protección de glaciares. En una cita marcada por la tensión entre los senadores y el gobierno, y tal como se esperaba de acuerdo a la mayoría que ostentan los senadores de oposición en la instancia, se aprobaron las primeras indicaciones que en las últimas semanas encendieron aún más las alarmas en la industria minera.

    De entrada, por tres votos a favor y dos en contra, se aprobó la indicación de los senadores Guido Guirardi, Yasna Provoste y Álvaro Elizalde que abordan el objeto y definen la aplicación y objetivo de la ley.

    Solo con un leve ajuste en la redacción, la comisión acordó que el articulado busca la protección de los glaciares, del ambiente periglacial y del permafrost, sus funciones y servicios ecosistémicos. Especialmente las de ser sustento de la biodiversidad, regulación climática y proporcionar de agua para la recarga de cuencas hidrográficas. Así como proveer de reservas estratégicas de recursos hídricos, ser fuente de información científica y de turismo sustentable.

    De esta forma, por economía procesal, se rechazó el ajuste propuesto por el senador Alejandro García-Huidobro y el de su par Juan Castro.

    Sin embargo, el punto que concentró el debate y donde se distanciaron más las posiciones fue en torno al artículo segundo, referente específicamente a las definiciones. El gobierno sufrió una derrota, ya que se descartó considerar para efectos de esta ley lo propuesto en los conceptos de glaciar, glaciar rocoso y entorno glaciar. ‘En contexto de falta de lluvias, ¿tienen un rol los glaciares de roca? ¿Y si no llueve en mucho tiempo? Porque el Ejecutivo quiere intervenirlos a toda costa, porque ese es el mandato que le dieron las mineras’, acusó Girardi en un áspero diálogo con el gobierno. Mientras, el ministro de Minería, Baldo Prokurica, comentó: ‘Solo descalificaciones. Yo le pido que en esta materia aplique reglamento’.

    Así, por tres votos a favor, fue aprobada la indicación de los senadores opositores que define glaciar como todo volumen de agua en estado sólido y el ambiente periglaciar como ambientes dinámicos dependientes del clima que incluyen los procesos, condiciones y formaciones terrestres que, no siendo glaciares, posibilitan la mantención del equilibrio de uno o varios glaciares.

    Asimismo, contempla el concepto de permafrost entendiendo como un tipo de suelo, sedimento o roca, con o sin hielo y materia orgánica, que permanece por debajo de los 0ºC por dos o más años consecutivos.

    Consultado por los primeros resultados del articulado, el presidente de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), Diego Hernández, indicó que, por lo menos en lo que se aprobó, ‘no se ve ningún avance, ninguna flexibilidad, ni intención por parte de los tres senadores de oposición de perfeccionar ese proyecto y tratar de hacer algo que sea razonable’.

    Para Hernández, el proyecto como está y con las indicaciones aprobadas, significa en el fondo que prohíben toda actividad en torno a los glaciares, a lo que se suma que la definición de glaciares, de ambiente periglaciar y permafrost es ‘ambigua’.

    Sobre este último aspecto, sostuvo que esto implica que ‘en cualquier lugar de la cordillera que nunca le dé el sol, a partir de cierta altura, no puedes hacer minería’.

    Fuente: Diario Financiero, 19 de noviembre de 2020.