Biministro Jobet: “Nos hemos propuesto a 2030 producir el hidrógeno verde más barato del planeta”

    “Nuestras estimaciones nos muestran que con menos del 1% del agua que hoy día usa la minería en sus procesos, podría producirse todo el hidrógeno que necesita para reemplazar el 100% del diésel que ocupa en sus camiones y equipos”, resaltó el secretario de Estado.

    La importancia del hidrógeno verde, y las oportunidades que representa para Chile este combustible fueron los tópicos que marcaron el inicio de la nueva temporada del Networking “Club de la Minería” Online Series 2021, que organiza la Asociación de Proveedores Industriales de la Minería (Aprimin).

    La actividad se inició con las palabras de Philippe Hemmerdinger, presidente de la gremial, quien se refirió a la gestión de la asociación en pro del desarrollo de la industria minera, destacando los esfuerzos que las diversas compañías están llevando a cabo para garantizar la continuidad operacional del sector minero.

    Por su parte, Sergio Hernández, director ejecutivo de Aprimin, hizo una revisión de las diversas acciones que ha llevado a cabo la gremial, como la planificación de la Asociación para este año, su relación con las autoridades del sector, y en entregar su visión ante temas que generan inquietud en la industria, como es el caso del proyecto de ley royalty minero.

    A continuación, el biministro de Energía y Minería, Juan Carlos Jobet, se refirió a los beneficios y oportunidades que ofrece el hidrógeno verde, al ser un combustible que se puede producir a partir de agua y energía, reemplazando los combustibles fósiles en transporte, industria y edificación.

    La autoridad comentó que el hidrógeno verde requiere relativamente poca agua para producirse. “Nuestras estimaciones nos muestran que con menos del 1% del agua que hoy día usa la minería en sus procesos, podría producirse todo el hidrógeno que necesita para reemplazar el 100% del diésel que ocupa en sus camiones y equipos”, resaltó.

    Junto con aseverar que la estimación de distintos bancos es que al año 2050, éste puede ser un mercado de US$2,5 trillones, haciendo hincapié en que “el costo de producción depende principalmente del costo de la electricidad, y por eso Chile tiene un potencial tan grande”.

    Posición privilegiada

    En el marco de su presentación, la autoridad mencionó que un estudio de la consultora McKinsey & Company muestra que Chile sería a 2030 el único país con un costo de producción de hidrógeno menor a US$1,5/kg.

    “Esperamos que a 2030 Chile esté produciendo hidrógeno a US$1,3/kg en Magallanes, a US$1,4 en el norte, y a alrededor de US$1,8 en la zona central”, detalló.

    Además, aseguró que “el costo de producción en Chile es tan bajo que más que compensa la desventaja relativa que tenemos por distancia (respecto a los mercados compradores). La ventaja que sacamos en costos de producción nos permite más que compensar la desventaja que tenemos porque estamos más lejos de los mercados de Asia o Europa”.

    “Nuestra geografía nos ayuda porque podemos exportar a través del Océano Pacífico, desde el norte, a los mercados de Asia y la costa oeste de Estados Unidos; y por la Patagonia a los mercados de Europa y la costa este”, indicó.

    Aplicaciones en la industria

    En su intervención en la actividad organizada por Aprimin, la autoridad señaló que “nos hemos propuesto a 2030 producir el hidrógeno verde más barato del planeta y ser uno de los tres mayores exportadores de hidrógeno verde y sus derivados al año 2040”.

    “Creemos que el hidrógeno va a tener un rol central en hacer más verde, reducir la huella de carbono de otras industrias. La minería por ejemplo tiene plena conciencia de que cada día más debe reducir su huella de carbono para ser competitiva en los mercados internacionales, es una presión que está recibiendo de sus clientes, pero también de sus inversionistas, y de muchos otros actores relevantes”, indicó.

    Además de resaltar que “en la demanda local vemos potencial en distintas industrias, en el uso de hidrógeno en las refinerías, en la producción de amoniaco, que es por ejemplo un insumo para los fertilizantes, los explosivos, en transporte, en camiones mineros, en las redes de gas, porque entre paréntesis, el hidrógeno se puede inyectar en las redes de gas natural, para ser usado en las industrias y en los domicilios”.

    Fuente: Revista EI