¿El cobre bordeando los US$7? Con el superciclo alentado por la descarbonización global podría lograrlo

    De acuerdo al mayor comerciante del metal en el mundo, este año superaría los US$12 la tonelada (US$5,443 la libra) para seguir adelante en los próximos años con su rally.

    En el marco de un gran déficit por la transformación verde que tiene lugar a nivel mundial, el precio del cobre podría seguir subiendo durante la próxima década hasta alcanzar los US$15.000 tonelada, equivalentes a US$6,803 la libra. Así lo afirman desde Trafigura Group, el mayor comerciante de cobre del mundo, en una apuesta arriesgada que se da en el marco de generalizado optimismo respecto al principal producto de exportación de Chile.

    “No se puede pasar a un entorno económico verde y no tener el precio del cobre subiendo significativamente (…) ¿Cómo puedes tener uno sin el otro?”, señala en comentarios a Bloomberg el jefe de comercio de cobre de la mencionada compañía, Kostas Bintas.

    Las perspectivas de Trafigura no se basan únicamente en el evidente apetito chino por el metal rojo. La firma que vendió 4,4 millones de toneladas de cobre en 2020, ampliando su liderazgo sobre Glencore, también ha realizado encuestas a clientes de toda la industria, donde abundaron las respuestas que apuntan a una mayor demanda.

    Lo anterior tanto en Estados Unidos, incluso antes de la llegada de Joe Biden y su agenda verde a la Casa Blanca, como en Europa, donde en este año ya se registra un incremento internanual de 5% en la demanda. “Todos los comentarios que estamos recibiendo es que están viendo el mejor trimestre que han visto”, indicó Graeme Train, economista senior del gigante de materias primas.

    Ganador en la pandemia

    Trafigura ha ofrecido consistentemente una mirada positiva sobre el metal rojo, con pronósticos que se han acercado bastante a la realidad. En etapas tempranas del coronavirus apuntaban a que cerraría el 2020 en US$4, nivel que alcanzó en febrero de 2021.

    “Pensamos que el cobre saldría más fuerte de esta crisis de Covid y eso es exactamente lo que sucedió”, señala Bintas. En efecto, el año de la pandemia fue bastante amable con el cobre. Después de tocar un mínimo de US$2,094 hace exactamente un año, recuperó terreno alcanzando los US$3 en septiembre para anotar en la actualidad US$4,089 la libra.

    Asimismo, en la arena de la producción la caída se acotó al periodo comprendido entre abril y mayo de 2020, cuando se registró una baja interanual de 3,5%. Esto según los datos recién publicados por Copper Study Group (ICSG), donde indican que la recuperación fue lo suficientemente rápida como para cerrar con un año estable, aunque en en el caso de Chile consigna una caída de 1%.

    Entonces, los fundamentos del rally van por el lado de la demanda global en su conjunto. “Lo que el Covid ha hecho es convertir al resto del mundo en un factor importante en el crecimiento del consumo, en comparación con el pasado, cuando el cobre se trataba de China”, destaca Bintas, mientras que su colega Train subraya que “China está manteniendo su parte del acuerdo y luego, en el resto del mundo, realmente estamos comenzando a ver una ruptura en las condiciones de la demanda ahora”.

    Fuente: La Tercera