Cultivan leguminosas para recuperar suelos contaminados

    Retienen mercurio y arsénico.

    La clave es que la mayoría de estas plantas también son hogar de unas bacterias capaces de neutralizar los metales pesados. El cultivo de leguminosas en suelos contaminados con metales pesados, como los de los relaves mineros, podría ayudar a su restauración e incluso emplearse para la producción de alimentos.