La china State Grid revela planes para CGE tras aprobación de compra: «Chile es un país líder en América Latina»

    El grupo asiático valora la decisión de la Fiscalía Nacional Económica de autorizar la adquisición, tras el debate abierto en Chile por la posición estratégica que adquiere ese país en el mercado eléctrico chileno. «Son una agencia muy rigurosa», dicen sobre la FNE. El nuevo controlador espera mantener el staff de CGE, aumentar las inversiones y elevar el número de acciones de la eléctrica que se transan en Bolsa.

    Una empresa totalmente autónoma en su operación y administración cuando se trata de inversiones internacionales y que toma sus decisiones de negocio de manera independiente. Así se describe la gigante china State Grid International Development (SGID), compañía que en 2020 compró Chilquinta y poco después anunció la adquisición de CGE, en US$3.000 millones, con lo que tendrá el 57% de los clientes de distribución eléctrica del país. Su arremetida alimentó el debate en Chile por su poder de mercado y por la influencia creciente de empresas chinas con control estatal -como SGID- en el país. La compra de CGE, sin embargo, fue aprobada sin observaciones por la Fiscalía Nacional Económica (FNE) la semana pasada.

    El grupo asiático se declaró conforme con la decisión de la FNE y con el reconocimiento de que la adquisición «no genera riesgos potenciales a la libre competencia», señaló State Grid a Pulso PM. «Sabemos que son una agencia muy rigurosa y que analizaron todos los aspectos de la operación con prolijidad», interpretó la compañía, que recuerda que el grupo ha invertido y operado activos en más de nueve países y regiones en Asia, América, Europa y Oceanía. «En todas nuestras inversiones internacionales, SGID mantiene una completa autonomía en su operación y administración, y toma decisiones de manera independiente en lo relacionado a su negocio», señala.

    «Creemos que hay mucho que podemos compartir con Chile y esperamos trabajar con CGE y la industria en general, para apoyar en el desarrollo del sector eléctrico de Chile y en la estrategia de crecimiento de largo plazo del país», indica la firma. Es que Chile es un país atractivo para sus negocios. De acuerdo con los asiáticos, Chile es «líder en América Latina» y es «poseedor de un sólido desempeño económico» y un marco legal y regulatorio estable, dice. «El país, sin duda, se ha convertido en un destino atractivo para actores internacionales como nosotros», destaca.

    Por eso adelantan que seguirán creciendo en el país, aunque descartan que el sector de generación de energía convencional esté dentro de las opciones de negocios que están buscando impulsar en Chile. «Actualmente, nuestro foco es seguir invirtiendo en redes eléctricas. No tenemos planes para invertir en generación convencional de energía, dado que este ámbito no es parte del corazón de nuestro negocio», afirma.

    Planes para CGE

    Una vez que materialice la compra, SGID pretende mantener la fuerza laboral de la firma que hasta ahora controlan los españoles de Naturgy.

    «Confiaremos en ellos para las operaciones diarias», afirma la compañía. La mayoría del staff ejecutivo de SGID en sus inversiones en otros países del mundo está compuesta de equipos locales. «Creemos que su experiencia, combinada con nuestra visión internacional, termina entregando los mejores resultados en las comunidades que nos reciben y también para los inversionistas», dice.

    Junto con esto, la eléctrica china reforzará las inversiones para mejorar la red eléctrica de CGE. Es que desde el otro lado del inundo han estado siguiendo los impactos que causa la lluvia en la estabilidad del servicio nacional. «Con esta decisión de la FNE, podemos volcar nuestra atención en transformar a CGE en un proveedor de energía responsable y confiable, y reforzar nuestro intenso plan de inversiones, que se centrará en mejorar la red eléctrica local y en fortalecer la calidad de servicio que se entrega a los clientes», explica.

    Para eso, detallan que aumentarán las inversiones y realizarán planes para actualizar, poner al día y reemplazar equipos y maquinarias para mejorar la calidad del servicio. «Compartiremos la experiencia y tecnología de SGID con el equipo local de CGE, incluyendo redes eléctricas inteligentes (smart grids), redes de distribución y drones para inspecciones paralelas. También queremos invertir más en energía renovable, considerando que la industria en Chile está en medio de una importante y positiva transición», enumera la firma china. También se fijaron el objetivo de proveer un suministro verde, bajo en carbono y eficiente, a sus clientes con el objetivo de «apoyar en los esfuerzos que tiene Chile y así lograr que este cumpla su objetivo de ser un país carbono neutral en 2050», señala.

    Además, el grupo chino explica que CGE seguirá siendo una empresa listada en bolsa y que aunque comprarán el 96,04% de la propiedad, «buscaremos aumentar el número de acciones que se transan (free float) , entregando a los inversionistas la oportunidad para que participen en nuestra estrategia de crecimiento».

    «Si bien hay grandes diferencias culturales entre China y Chile, estamos claramente conscientes de ello y actuaremos respetando las culturas y los valores locales, al mismo tiempo que buscaremos forjar un entendimiento mutuo. Mantendremos también el equipo gerencial local, intercambiando nuestro conocimiento y mejores prácticas con ellos», adelanta la distribuidora eléctrica más grande del mundo, que suma más de 1.000 millones de clientes, los que principalmente están en China.

    Fuente: La Tercera