Tribunal modifica medida cautelar contra Minera Cerro Colorado y acota extracción de agua

Instancia -que antes había prohibido por completo el aprovechamiento del recurso desde el 1 de octubre-, ahora permitió usar la mitad del nivel actual.

Una decisión que aleja -al menos por un tiempo- la necesidad de detener la operación de minera Cerro Colorado, tomó ayer el Primer Tribunal Ambiental, con sede en Antofagasta.

Esto, porque la entidad decidió modificar la medida cautelar que había decretado el 19 de agosto, donde le prohibía a la faena operada por BHP extraer agua desde el 1 de octubre y por 90 días.

Imagen foto_00000005

Tras dictaminarse la medida, en el marco de una demanda por daño ambiental instaurada por Luis Jara Alarcón, la minera había pedido que se reconsiderara la cautelar. La semana pasada las partes del conflicto expusieron sus posturas y, tras analizar la situación, los ministros optaron por alzar y luego modificar la medida cautelar, permitiendo que la compañía extraiga el recurso hídrico del acuífero Lagunillas, pero a un nivel de la mitad de lo que hace actualmente, es decir, 54 litros por segundo para fines productivos durante 90 días corridos.

Actualmente, la empresa extrae 108 litros por segundo, con un máximo instantáneo de 135 litros por segundo.

Si bien el cambio en la decisión descomprime la situación, la instancia le ordena al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) culminar la evaluación ambiental del proyecto «Continuidad Operacional de Cerro Colorado» -que permite extender los permisos hasta 2023- con las medidas asociadas a la recuperación del acuífero.

Según se advierte, si no logran sacar adelante la evaluación en los 90 días, la minera no podrá seguir extrayendo agua. La determinación del tribunal considera la situación crítica en la que está el acuífero y la proporcionalidad que debe tener la medida «evitando sin dudas causar un daño mayor del que se trata de evitar por el ejercicio de la acción jurisdiccional».

La decisión de suspender la extracción total de aguas subterráneas en caso de no obtener la autorización ambiental en el período contó con la prevención del ministro Juan Opazo, quien se inclinó por evaluar la situación del acuífero una vez transcurrido el plazo otorgado a la empresa. A juicio de la instancia, evaluación ambiental del proyecto «se ha extendido más allá del tiempo que razonablemente demanda la protección ambiental de un acuífero altoandino, que por su especial fragilidad y singularidad, el ordenamiento jurídico se ha encargado de proteger», por lo que instruye al SEA para que «dé inmediato cumplimiento a lo ordenado por el Segundo Tribunal Ambiental y proceda a la evaluación complementaria del aludido proyecto, dentro del plazo legal».

En un comunicado, Minera Cerro Colorado valoró y dijo estar satisfecha con la decisión del Tribunal. Además, confirmó que seguirá avanzando en la aprobación de su RCA complementaria.

«Estamos preparados para llevar adelante un proceso de evaluación técnico fundado y para responder con máxima agilidad todos los requerimientos», dijo el presidente de BHP Pampa Norte, Cristián Sandoval.

El camino del permiso ambiental

Con la decisión del tribunal, se da un plazo acotado para obtener el permiso ambiental, el que ha tenido un largo tránsito judicial. En 2015 la empresa había conseguido una Resolución de Calificación Ambiental, pero cuatro años más tarde, el Segundo Tribunal Ambiental echó para atrás el proceso. El año pasado, diversos servicios emitieron un informe con consultas para hacerse cargo de los déficits, pero recién el 10 de septiembre la empresa respondió, asumiendo compromisos adicionales respecto al manejo del recurso hídrico.

Fuente: Diario Financiero