SMA formula ocho cargos contra ENAP por incumplimientos en plan de descontaminación de Concón, Quintero y Puchuncaví

    Las acusaciones, cinco de ellas graves, apuntan a la superación de límites de emisión. La petrolera estatal arriesga una sanción que alcanzaría los $ 17.700 millones.

    Un nuevo problema se abre para la petrolera estatal. La Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) formuló ocho cargos a ENAP Refinerías, titular de ENAP Refinería Aconcagua, empresa estatal sujeta a las obligaciones establecidas en el Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica de las comunas de Concón, Quintero y Puchuncaví, arriesgando ser sancionada por alrededor de $ 17.700 millones.

    Los cargos –cinco calificados como «graves» y tres en carácter de «leves»- se dan por incumplimientos al plan de descontaminación luego de una serie de fiscalizaciones entre el año 2019 y 2021.

    Según se detalla en un comunicado de la SMA, los cinco cargos graves imputados dicen relación con no considerar la chimenea bypass del Proceso de Cracking Catalítico como fuente del establecimiento en la propuesta metodológica de cuantificación de emisiones.

    También, informar -sin la debida corrección de concentraciones por oxígeno- el cálculo de las emisiones anuales para todas las fuentes declaradas en la metodología y que forman parte del establecimiento ERA Concón, ERA Quintero y Cogeneradora Aconcagua, que utilizan los Centros de Sistemas de Monitoreo Continuo de Emisiones (CEMS).

    A lo que se suma el haber operado un total de 337 horas durante período de mala ventilación, con calderas sin quemadores de bajo NOx (óxido de nitrógeno), sin priorizar aquellas fuentes que sí cuentan con dichos dispositivos.

    La formulación señala -además- que excedieron el límite de carga, bajo condiciones de mala ventilación por un total de 20 horas en la Unidad de Hidrotratamiento de Diesel (HDT) a nivel horario de 239 m3/h; los días 6 de agosto y 27 de diciembre de 2019. La estatal superó también el límite de emisión de dióxido de azufre (SO2) fijado en 1.145 ton/año para el año 2019.

    Mientras, las acusaciones leves apuntan a no tener validado el Sistema de Monitoreo Continuo de Emisiones (CEMS) para el parámetro material particulado (MP), tanto en la caldera de la planta cogeneradora como en la Unidad de Cracking Catalítico. Y tampoco se estableció la conexión en línea de los datos obtenidos en los CEMS de las fuentes de ENAP con los sistemas de información de la Superintendencia del Medio Ambiente.

    En el escrito, el superintendente del Medio Ambiente, Cristóbal De La Maza, enfatizó que la entidad «está haciendo una labor de fiscalización intensiva en la zona y buscando el cumplimiento estricto de este plan en beneficio de la comunidad».

    La autoridad agregó que ya se formularon cargos recientemente a Codelco por incumplimientos al mismo instrumento y espera que el resto de las compañías acaten lo que se exige.

    Fuente: Diario Financiero