45 familias viven un drama por el cerco instalado por El Abra

Se trata del proyecto de desaladora que instalará la minera en el sector Punta Blanca, cerca de Tocopilla, lo que les impide la extracción de algas y huiro.

Problemas para la extracción de algas y huiros está provocando desde hace al menos cuatro meses la instalación de un cerco en el kilómetro 14, al sur de Tocopilla, el que fue hecho por minera El Abra para instalar ahí una planta desalinizadora de agua de mara para sus procesos mineros. Lo que está afectando seriamente el presupuesto familiar de 45 familias que se dedican a esa actividad en el sector.

Susana Olivares, presidenta de la organización Punta Blanca, explicó que “desde hace unos cuatro meses ya no podemos acceder al sector de recolección, porque instalaron un cerco que nos impide ir a estos lugares donde siempre hemos trabajado, y para lo cual se nos ha hecho casi imposible ir y sacar los productos que el mar nos entrega”, dijo la dirigenta al respecto.

La comunidad de Punta Blanca ya había efectuado una manifestación en las oficinas de El Abra el miércoles 19 de diciembre del año pasado. “En esa oportunidad fuimos a Calama a protestar pacíficamente por el daño que se nos estaba presentando y que ahora nos ha golpeado con fuerza, porque tenemos niños, cerca de 25, que aún no cuentan con sus materiales para el año escolar puesto que no hemos podido recolectar algas ni huiros ante esta instalación de los cercos”, aseguró Olivares.

Reuniones
La semana pasada profesionales de la empresa minera “vinieron para acá a una reunión que estuvo marcada por la tensión que hubo en esta. En esta no logramos acordar nada, más bien los encargados de venir y conversar con nosotros se dedicaron a humillarnos, a tratarnos de ignorantes y más aún de decirnos que somos unos aprovechadores, cuando en realidad lo único que queremos es que nos dejen recolectar y con ello trabajar como lo hemos hecho siempre”, dijo la presidenta de la comunidad de Punta Blanca.

De acuerdo a lo explicado por Susana Olivares, “sólo sabemos que se instalará una planta desalinizadora para minera El Abra. Nosotros hemos recibido también a profesionales de Codelco, empresa que también instalará una de esas plantas, pero ellos han sido transparentes y nos han convocado siempre a conocer el proyecto y no para tratarnos mal”, dijo la dirigente.

Sobre esta situación en particular este medio de comunicación intentó comunicarse con el departamento de Comunicaciones de minera El Abra, a quienes se les planteó esta denuncia de los recolectores y sobre todo para conocer cómo ha sido el trabajo con las comunidades de Punta Blanca, pero al cierre de esta edición no se obtuvo la respuesta sobre la problemática que afecta a las 45 familias y su relación con éstas a través del proyecto de desalinización.

Martes 5 de marzo de 2019.

Por Pablo Orellana G.

Fuente. El Mercurio de Calama.