Aes Gener exige indemnización a Enel por sobrepagos a GasAtacama

La generadora acusa millonarios perjuicios tanto por pagos excesivos como por lucro cesante como consecuencia de la entrega de información inconsistente al coordinador.

Aún se mantienen las esquirlas por la entrega de información inconsistente por parte de la central GasAtacama, propiedad de Enel Generación -anteriormente conocida como Endesa-, entre 2011 y 2015 relativa a los mínimos técnicos y tiempo mínimo de operación.

Y es que a la millonaria multa por 120 mil UTM interpuesta por la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) en agosto de 2016 a GasAtacama, ahora se suma una demanda de indemnización presentada por la más fuerte competidora de ENEL Generación, AES Gener y su filial Angamos, que acusan millonarios perjuicios tanto por pagos excesivos como por lucro cesante.

En concreto, Gener estima que incurrió en pagos excesivos a favor de GasAtacama por unos US$38,6 millones, mientras que Angamos lo hizo por US$27,2 millones. Esto, puesto que como Gener no entraba en operación debía pagarle a GasAtacama lo que sus clientes utilizaban.
Sin embargo, esto sólo incluye los pagos en los que debió incurrir Gener por concepto de despacho económico, es decir, por haber utilizado la energía generada por GasAtacama para cumplir sus contratos con clientes libres, al tener esta última restricciones que la obligaban a generar por encima de lo económicamente recomendable; esto no incluye el lucro cesante, que dice relación justamente con el no haber entrado en operación, por las eficiencias que decía tener GasAtacama, por lo que ingresaba primero al sistema.

“Gener y Angamos vieron muchas veces reducida su generación para hacer espacio a la generación adicional e indebida de la Central Atacama, sufriendo un importante perjuicio económico (…) Respecto de su especie y monto, formulamos reserva de nuestro derecho para discutirlo en la etapa de cumplimiento del fallo”, indica la primera generadora de Chile en su demanda ingresada durante la semana pasada.

GasAtacama tiene como principal activo la Central Atacama, que constan de dos centrales de ciclo combinado, compuestas cada una de ellas por dos turbinas a gas y una turbina a vapor. Durante los años en cuestión, la central informaba al órgano coordinador del Sistema Interconectado Norte Grande (CDEC SING) que su mínimo técnico cuando la central operaba con todas sus turbinas era de 310 MW y sus tiempos mínimos de operación eran de 30 horas, con la finalidad de permanecer más tiempo operando; sin embargo, una primera auditoria del CDEC realizada en 2013 constató que realmente era de 98 MW, es decir 68% por debajo de lo declarado, y su tiempo mínimo era de dos horas.

Una segunda auditoria estimó finalmente que el mínimo técnico era de 118 MW.

Esto derivo en que la SEC aplicara a GasAtacama la máxima sanción posible, de unos 120 mil UTM -unos $5.500 millones-, por la entrega incorrecta de datos, lo que provocó un encarecimiento de los costo del sistema, y que desde 2011 los demás generadores pagaran a GasAtacama un sobrecosto de más de $120 mil millones, además de impedir que empresas de menores costos entraran en la operación y se desincentivara el ingreso de nuevos actores al sistema.

Son estos puntos a los que apela AES Gener y solicita que se indemnice del pago causado. Y para sus estimaciones de perjuicio, la empresa utiliza un documento del CDEC, donde dictamina que en un escenario conservador, los pagos excesivos para el sistema entre 2013 y 2015 sumaron unos US$196 millones.

“De los antecedentes expuestos queda en evidencia que GasAtacama incurrió en una conducta ilícita consistente en la entrega permanente de información errónea, no verídica ni fidedigna al ente coordinador del sistema, conducta que infringe la normativa y los deberes a que estaba sujeta como explotadora de su Central Atacama”, se lee en la demanda.

Y continúa: “Esta conducta generó, en forma directa, serios perjuicios a los demás actores del sistema, entre ellos las demandantes de autos, quienes tuvieron que pagar a GasAtacama un sobrecosto artificial por generación que no se requería de su central y que excedió (sólo considerando desde el año 2013) los $108 mil millones”.

Consultada a Enel Generación al respecto, indicó que aún no ha sido notificada.

Fuente: Pulso