Agua turbia: la lluvia colapsa Santiago y deja a cuatro millones de personas sin agua

Dardos apuntan a las concesionarias

Dos muertos, 324 damnificados, 429 personas aisladas y al menos 300 casas con daños dejó el frente de mal tiempo que afectó a la zona central del país. La emergencia dejó la postales de importantes avenidas inundadas por las obras de una carretera privada que provocó el desborde del mapocho. Además el foco se instala en la regulación de Aguas Andinas, que distribuye el suministro en la zona.

A las 20:30 horas  de este domingo estaba programada una pauta de prensa en las oficinas de la Onemi para que el comité técnico de la institución entregara un balance de lo ocurrido a esa hora, en el contexto del frente de mal tiempo que afectó a Santiago. La emergencia dejaba  postales muy elocuentes del colapso por anegamiento, especialmente de la carretera estrella en la era de las concesiones, Costanera Norte, inundada desde Lo Saldes hasta Vivaceta y  cuatro millones de personas sin suministro de agua potable, desde que comenzaron los cortes al mediodía del sábado.

Pero un correo a los medios confirmó que la pauta se postergaba para mañana a las 7:15 horas. La información de lo ocurrido hasta ese momento, la entregó la propia Presidenta después de encabezar un comité de emergencia en La Moneda.

«Lamentablemente, hasta ahora, hay dos personas fallecidas y ocho personas más presuntamente desaparecidas por efecto de las crecidas de los ríos. Como Presidente de la República hago llegar mi afecto y solidaridad a las familias», aseguró.

A esa hora los 78 milímetros de agua caída registrados en la zona centro sur del país dejaron, además de las víctimas fatales, 324 damnificados y 429 personas aisladas. Se registraron además al menos 300 casas con algún daño.

«Hay más de un millón de hogares sin agua, que se suman a los cerca de 20 mil clientes con problemas de suministro eléctrico entre las regiones de Valparaíso y del Maule. Y problemas de conectividad en la RM, O’Higgins y Maule», informó la Presidenta.

Respecto de la imagen de importantes avenidas inundadas a causa de los trabajos en el lecho del río Mapocho asociados a la carretera Costanera Norte, señaló que «tenemos claro que hay responsabilidades, pero hoy es el momento de la emergencia», y aseguró que un sumario ordenado por el titular del MOP, Alberto Undurraga, ya está en marcha. Y asimismo, dijo que el ministro y Claudio Orrego, Intendente de Santiago, visitaron antes las obras que generaron el desborde del cauce. «Las autoridades hicieron lo que correspondía, mostraron su preocupación», afirmó.

La situación de Aguas Andinas, es diferente, dijo la Presidenta, cuando la pregunta fue si habría multas para la sanitaria. «Entiendo que el corte tiene que ver con la turbiedad de las aguas, no es porque dejaron de suministrar por otra razón. Esto tiene que ver con una razón sanitaria (…) es posible que el análisis arroje, entre otras cosas, que es necesario hacer otras inversiones para que estas situaciones no vuelvan a ocurrir», aseguró.

Bachelet por último se molestó cuando una reportera de Radio Bío Bío le insinuó un error político al «cancelar» la pauta anunciada en la Onemi, tal como decía el correo oficial.

«Usted está completamente equivocada. No se ha cancelado ningún punto de prensa. A las 9 el equipo técnico hará lo que corresponde y nosotros, como gobierno, hacemos nuestro trabajo y se lo informamos a ustedes. Así que para que no pierdan el punto de prensa que es allá», aconsejó la Mandataria y, efectivamente, fue el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, quien encabezó un informe más detallado con personal de la Onemi, desde las 21:00 horas.

La Presidenta, por último, informó sobre conversaciones con Alberto Salas, presidente de la CPC, para que los empresarios entreguen facilidades a los trabajadores que tengan dificultades para llegar a su trabajo.

Por otro lado, las clases en la Región Metropolitana están suspendidas.

Fuente: El Mostrador