Alcalde de Coronel exigió aclarar fuente de contaminación por arsénico en niños

    Jefe comunal Boris Chamorro (PS) aseguró que en este suceso «hay responsabilidad del Estado».

    La escuela donde estudian los niños contaminados se encuentra a 100 metros de las termoeléctricas Bocamina I y II.

    El alcalde de Coronel, Boris Chamorro (PS), exigió a las autoridades que se investigue la fuente de la contaminación por arsénico y níquel detectada en alumnos de una escuela ubicada a pocos metros de las termoeléctricas Bocamina I y II, revelado por un estudio realizado por la Seremi de Salud de la Región del Biobío.

    Los resultados de este «screening» realizado por la autoridad sanitaria revelaron la presencia de arsénico en el torrente sanguíneo en 10 de los 59 niños (15 por ciento) de la escuela «Rosa Medel Aguilera», ubicada a menos de 100 metros de las mencionadas termoeléctricas, pertenecientes a la empresa Enel.

    El alcalde Chamorro afirmó que desde el municipio creen que «hay una responsabilidad del Estado, porque existe una fuente de contaminación de estos niños y queremos que se nos diga la realidad objetiva de cual es esa fuente contaminante».

    «Nosotros creemos que esto se debe a la presencia de estas empresas contaminantes y las termoeléctricas porque este estudio se hizo en la escuela «Rosa Medel», que queda a menos de 100 metros de las termoeléctricas Bocamina I y II«, agregó el alcalde.

    Los padres de los menores contaminados, de entre 4 y 14 años de edad, ya fueron notificados del estado de salud de sus hijos.

    Coronel, comuna de la provincia de Concepción, aloja las termoeléctricas Bocamina I y II, de Enel, y Santa María, de Colbún.

    La situación preocupa a los vecinos, como lo manifestó el dirigente Luis Morales, ex alumno del colegio.

    «Nos parece muy mal los resultados de los niños contaminados en el colegio. Sí tenemos la evidencia de causalidad y sabemos que son las termoeléctricas y lo vamos a comprobar y vamos a cerrar las termoeléctricas», manifestó.

    En tanto, David Arriagada, vocero del Frente de Defensa por Coronel, dijo que «es algo que se venía escribiendo con mucho tiempo de anticipación, pero que lamentablemente una vez más las autoridades no han estado a la altura del debate y por qué no decirlo así, del conocimiento pertinente para poder operar en este tipo de casos».

    A su vez, Mauricio Careaga, seremi de Salud del Biobío, explicó los factores de riesgo de los elementos encontrados.

    «El arsénico, cuando es crónico, con altas concentraciones y por largo tiempo, puede dar cáncer a la vejiga. El sistema respiratorio también se ve afectado y la piel también. Tendríamos dos tipos de cáncer más afecciones del organismo. El riñón también sufre bastante porque es el donde el metal se está eliminando constantemente y ahí puede llegar al enfermedad», comentó.

    Fuente: Cooperativa