Antofagasta: Tribunal Ambiental acogió reclamo de Colegio Médico por contaminación minera

El órgano consideró inconstitucional las resoluciones de calificación ambiental que autorizaron el trasporte, acopio y embarque de concentrados.

Se abren las esperanzas en una veintena de familias cuyos hijos arrojaron indices preocupantes de plomo y otros metales en su cuerpo.

El Tribunal Ambiental de Antofagasta acogió un reclamo del Colegio Médico contraAntofagasta Terminal Internacional (ATI)  del Grupo Luksic  por considerar inconstitucional las resoluciones de calificación ambiental que autorizaron el trasporte, acopio y embarque de concentrados de Minera Sierra Gorda en el puerto.

El ministro del Primer Tribunal Ambiental (son tres tribunales ambientales los que existen en Chile) Mauricio Oviedo, explicó que «estamos recién en la etapa de admisibilidad, el tribunal admitió a tramite la reclamación y lo que corresponde ahora es que el Servicio de Evaluación Ambiental, que es finalmente la autoridad reclamada, pida una cautelar que se paralice la resolución en el patio de acopio del Terminal de Antofagasta».

«El tribunal ha entendido que es una medida intensa en cuanto a los efectos, se ha dado un tiempo y se ha decretado autos para resolver porque hay que analizar un sinnúmero de antecedentes que se acompañaron a la reclamación para ver si efectivamente se configuran los antecedentes que den lugar a esa cautelar», agregó el magistrado.

En el año 2013, un grupo de antofagastinos fundó el movimiento ciudadano «Este Polvo Te Mata», el cual se manifestó en las afueras de la Superintendencia de Medio Ambiente exigiendo las descontaminación de la zona.

Uno de los voceros del movimiento, el consejero regional Ricardo Díaz, comentó que «lo que nosotros apelamos es que la autoridad tenga que tener un rol más preventivo con todas las zonas de sacrificio, no solamente es Antofagasta, también es Mejillones, Calama, Tocopilla. Nuestra región, por la gran minería, se ha sacrificado a gran parte de la población».

A raíz del revuelo y preocupación que ha generado en la opinión publica por la contaminación en Quintero y Puchuncaví, se abren las esperanzas en una veintena de familias cuyos hijos arrojaron indices preocupantes de plomo y otros metales en su cuerpo.

«No sabemos realmente cuál va a ser la afectación en la salud de nuestros niños, yo no sé que va a pasar con ese plomo de aquí a 10 años, qué va a pasar de aquí a 20 años más, se va a olvidar como ocurrió con los niños del plomo en el 1998″, expresó una de las madres de los niños afectados.

 

Lunes 3 de septiembre de 2018.

Fuente: Cooperativa.cl