Anulan contrato que permitía paso de torres por La Dormida

    Comunidad agrícola del sector se opuso a un documento suscrito entre la empresa y la exdirectiva. Interchile aseguró estar evaluando futuras acciones.

    Una nueva dificultad sumó la empresa Interchile en sus ansias de construir la carretera eléctrica Cardones-Polpaico en la Región de Valparaíso. A los obstáculos que han tenido para ingresar a algunos predios de Limache, lo que los obligó a recurrir a la fuerza pública, se agrega un reciente fallo respecto al paso de las torres de alta tensión por la comuna de Olmué.

    Tras más de un año de alegación, el 4° Juzgado Civil de Santiago decidió anular un contrato de servidumbre que permitía la instalación de las torres por el sector de La Dormida. “Se acoge la excepción deducida por la Comunidad Agrícola la Dormida, declarándose la nulidad absoluta del contrato de constitución de derecho real de servidumbre, constituido por escritura pública de fecha 22 de octubre de 2014”, indica la sentencia.

    Según indica la propia demanda, en aquel año el entonces presidente de la comunidad decidió ceder alrededor de 353 mil metros cuadrados en terrenos a Interchile (filial de la empresa colombiana ISA), previa indemnización de 125 millones de pesos. Sin embargo, dicha decisión no habría sido adoptada por la asamblea en su conjunto, lo que motivó a que la nueva directiva iniciara las acciones judiciales para desechar el contrato.

    En sus argumentos, los residentes señalaron que “el expresidente de la comunidad no contaba con autorización de la junta de comuneros” al momento de suscribir el contrato, y que no han recibido indemnización económica. Esto, contradice lo expuesto por la empresa durante el proceso judicial, la que aseguró que el total de los recursos sí fueron pagados, en efectivo y a través de dos vale vista al expresidente.

    Alrededor de 30 torres

    Consultado al respecto, el nuevo presidente de la comunidad de La Dormida, Raúl Tapia, declinó referirse argumentando que primero le entregarán la información a los comuneros en una asamblea que llevarán a cabo el 30 de este mes.

    El que sí entregó mayores detalles sobre la situación fue el actual concejal de la comuna, Pablo Altamirano, quien en 2012 -como dirigente comunal- logró que el trazado del proyecto no se hiciera por el sector de Quebrada Alvarado.

    En esta ocasión, el edil aseguró que el contrato consideraba la instalación de alrededor de 30 torres de alta tensión. Cabe recordar que el proyecto completo incluye 1.700 “megatorres”, a instalarse en 20 comunas del país, diez de ellas de la Región de Valparaíso. “Con esta sentencia la empresa se queda sin derecho a pasar por La Dormida”, dijo el concejal.

    En tanto, la alcaldesa de la comuna, Macarena Santelices, calificó como una “hazaña” la acción adoptada por la nueva directiva, y aseguró que “desde el municipio vamos a poner todo el apoyo necesario para informar a cada comunero que no firmen ni den autorización alguna a la empresa”.

    Tras el fallo, la empresa se encontraría en la obligación de modificar el trazado, a la espera de una eventual apelación ante la Corte (ver recuadro). En esa línea, Santelices sostuvo que “estamos seguros que el trazado deberá cambiarse. Los vecinos de la comuna en su totalidad estamos en contra de las torres de alta tensión, y por eso nos atrevemos a decir con fuerza que por Olmué no pasarán las torres”.

    “ESTAMOS ANALIZANDO LAS ACCIONES”

    Tras conocerse el fallo del 4° Juzgado Civil de Santiago, desde la empresa aseguraron a este Diario que “estamos poniendo todos nuestros esfuerzos y disponibilidad para avanzar con celeridad en este proyecto tan importante para el sector energético del país”, agregando que “en relación a la sentencia del Cuarto Juzgado de Santiago, estamos analizando las próximas acciones a seguir de modo que afecte lo menos posible el cronograma de entrega del proyecto”. La iniciativa de US$ 1.000 millones debiese entrar en operaciones este año.

    Fuente: El Mercurio de Valparaíso