Autoridad ambiental, Ley de Glaciares impondrá exigencias significativas

El superintendente de Medio Ambiente, Cristián Franz, detalló que en términos generales, “la regulación de glaciares va a imponer una condición adicional a los proyectos”.

Actualmente se discute en el Congreso chileno una ley que protegerá los glaciares e impondrá una nueva condición a proyectos mineros que en algunos casos será muy significativa. Al respecto el superintendente de Medio Ambiente, Cristián Franz, dijo que aunque la entidad limita su fiscalización a lo establecido por el permiso ambiental de las iniciativas, éstas deberán adecuarse a los cambios que discuten los parlamentarios.

En entrevista con agencia Reuters, la autoridad ambiental detalló que en términos generales, “la regulación de glaciares va a imponer una condición adicional a los proyectos, que creo que en algunos casos va a ser muy significativa», dijo.

La publicación detalla que el proyecto de protección y preservación de glaciares fija reconocimiento legal a las distintas clases de estos cuerpos, los declara bienes nacionales de uso público y prohíbe constituir derechos de agua sobre ellos.

Una vez aprobada la ley se podrán revisar, pero no revocar, todos los permisos vigentes y pedir nuevas medidas de mitigación a las empresas.

En pocos años de funcionamiento la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) y con la aprobación de un nuevo marco regulatorio, ha realizado importantes fiscalizaciones y sanciones a grandes proyectos mineros y energéticos que llevaron incluso a detenciones de actividad y fijación de planes de cumplimiento.

Esto ha provocado críticas por parte de los empresarios que han afirmado que la iniciativa implicaría “restringir la actividad minera en muchas cuencas donde existen recursos mineros y concesiones vinculadas a nuevos proyectos o la expansión de explotaciones existentes”.

A juicio de la autoridad ambiental el aumento en el rol fiscalizador de la SMA ha provocado un «círculo virtuoso», al permitir una mejoría en la gestión ambiental por parte de los desarrolladores. «Más que proyectos que van hacia un camino de inviabilidad o hacia un despeñadero, veo proyectos que en realidad quieren mejorar producto de la fiscalización», señaló.

Aunque declinó dar nombres, reconoció que actualmente «tenemos proyectos grandes con problemas, algunos serios».
Pese a que algunos grupos ambientalistas han criticado que el monto de las sanciones impuestas por el regulador pueden ser bajas en consideración con la magnitud de los daños provocados y las ganancias que obtienen anualmente las compañías, Franz se mostró satisfecho con el régimen actual.

«No creo que nuestro marco sancionatorio sea en ese sentido limitado y que haya que aumentarlo. Creo que está bien, creo que es adecuado, creo que es el marco sancionatorio más alto de lo que hoy en día existe en Chile», afirmó a agencia Reuters.

Fuente: Portal Minero