Caen 2 proyectos hidroeléctricos en Curarrehue y Pucón

Comunidades Pewenche, además, manifiestan rechazo a invasión de empresario francés con hidroeléctrica.

Proyecto hidroeléctrico Puesco Momollulco es rechazado por organismo de calificación ambiental

Un importante logro han obtenido las diversas comunidades y organizaciones de la zona de Curarrehue y Pucón en la defensa de su territorio, esto luego de una serie de observaciones y requerimientos con respecto a la calificación de dos proyectos hidroeléctricos denominadas: Central Hidroeléctrica Puesco (CH Puesco) y Central Hidroeléctrica Momolluco (CH Momolluco), los que no han sido calificados por el organismo de calificación ambiental SEA.

Luego de una serie de observaciones establecidas por diversos organismos públicos, incluido a Conaf y Bienes Nacionales considerando que el proyecto afectaba espacios de conservación y reserva, la Dirección Regional del Servicio de Evaluación Ambiental estableció este 28 de abril: “PONER TÉRMINO al procedimiento de evaluación de impacto ambiental del EIA Proyecto Hidroeléctrico Puesco – Momolluco, presentado por el Señor José Ignacio Lois, en representación de Empresa Eléctrica Puesco SpA, ello en virtud del artículo 15 bis de la Ley N° 19.300”.

La empresa tuvo múltiples observaciones que dieron cuenta de la inviabilidad y la falta de calificación, por lo cual dieron término anticipado a su proceso de evaluación. Sin embargo, el titular de la empresa podrá recurrir mediante recurso de reposición, dentro del plazo de 5 días hábiles contados desde su notificación ante el SEA en caso de querer insistir, de conformidad a lo preceptuado en el artículo 15 bis de la Ley N 19.300.

El “Proyecto Hidroeléctrico Puesco – Momolluco”, pretendía localizarse en las comunas de Curarrehue y Pucón, aproximádamente a 58 km al suroriente de la ciudad de Pucón y unos 20 km al sur de la ciudad de Curarrehue con una construcción y operación de 2 centrales hidroeléctricas de pasada, denominadas Central Hidroeléctrica Puesco (CH Puesco) y Central Hidroeléctrica Momolluco (CH Momolluco).

La CH Puesco pretendían instalarla en la ribera izquierda del río del mismo nombre para generar una potencia de aproximádamente 19,8 MW utilizando para ello un caudal máximo de 7,4 m3/s del río Puesco, mientras que la CH Momolluco en la ribera oriente del río homónimo para producir una potencia de aproximadamente 19,9 MW con un caudal máximo de 12,2 m3/s obtenidos del río Momolluco. La operación de ambas centrales buscaba generar aproximádamente 175,2 GWh al año. Asimismo, para inyectar la energía generada al Sistema Interconectado Central (SIC) se proyectaba la construcción de dos subestaciones eléctricas (S/E Puesco y S/E Momolluco), una Línea de Transmisión (LTE) de 66 kV, de aproximadamente 52,5 km, y una Línea de Conexión de tipo Tap-Off de 1,53 km.

Hoy este proyecto debe ser retirado, resaltando que SEA, Servicio de Calificación Ambiental, cumplió en esta ocasión con su labor administrativa y se ajustó a los criterios y normas establecidos, según indicó Hernando Silva, Asesor Jurídico de organizaciones Mapuche de Curarrehue, donde diversas comunidades esperan que siguientes calificaciones también se ajusten a estos lineamientos.

El Movimiento “Los Ríos Nos Unen” hizo un llamado a estar presentes este día para celebrar este acontecimiento y a su vez, a seguir activos y atentos ante las amenazas reinantes en el territorio por parte de empresas que buscan el lucro a costa de la depredación de espacios únicos de vida, señaló uno de sus dirigentes Fede Medina.

Ver resolución SEA del término anticipado

Emplazan a organismos del estado por invasivo proyecto hidroeléctrico de empresario francés en Curarrehue

Familias y comunidades Mapuche Pewenche de Curarrehue del sector Maite y Rilul, entregaron sus respectivas misivas a diversas autoridades y funcionarios públicos manifestando su rechazo a la instalación de una central hidroeléctrica en rio Remeco/Rilul, en pleno sector cordillerano y que involucra los intereses de un empresario francés de la empresa PIRANDES.

La carta fue entregada en la intendencia de la Araucanía, dirigida a Francisco Huenchumilla. Asimismo, se hizo extensiva a: Vivianne Fernández, Dirección de Aguas; Aldo Alcayaga, seremi de Energía; Marco Pichunman, seremi de Medio Ambiente; Abel Painefilo, alcalde de Curarrehue; Alberto Pizarro, director Conadi; Ricardo Moreno, director del SEA.

A continuación parte de los contenidos:

Las comunidades indígenas, asociaciones indígenas, lof ancestral mapuche pehuenche, familias, vecinos y particulares Mapuche y no Mapuche del territorio de Maite, Remeco y Rilul, Comuna de Curarrehue, Región de la Araucanía que suscriben este documento, expresan su total rechazo a la instalación de cualquier tipo de proyecto de inversión de privados que causen impacto ambiental negativo en nuestro territorio, ya sean hidroeléctricas, centrales de paso, mineras, pisciculturas, forestales, vertederos , entre otros.

En este caso particular, nos encontramos con la presencia de la empresa Asesorías e inversiones Pirandes Limitada, la cual a través de su gerente el Sr. Martin Adisson pretende levantar una central hidroeléctrica en el río Remeco / Rilul de los sectores de Maite y Rilul, comuna de Curarrehue, región de la Araucanía.

Como territorio Mapuche Pehuenche consideramos que este proyecto hidroeléctrico nos perjudicará de la siguiente manera:

Uno, uso inadecuado del agua, puesto que a nosotros ancestralmente nos ha servido para el consumo humano, animal, agrícola y para nuestros bosques y plantas medicinales.

Dos, extinción de peces, los cuales ancestralmente han pertenecido a la dieta y alimentación sana de las familias, principalmente de niños/as y ancianos/as.

Tres, interrupción de nuestra práctica ancestral, la pesca con garrocha.

Cuatro, daño y transgresión a los dueños espirituales del agua, Ngen ko (dueño del agua). Del mismo modo se transgrede nuestra religiosidad vivenciada en el gijatun.

Cinco, usurpación territorial, puesto que se proyecta instalar tuberías y maquinarias en nuestros terrenos ancestrales sin nuestro permiso y consentimiento legal.

Seis, contaminación acústica, puesto que las máquinas generaran bastante ruido día y noche, lo cual interrumpirá nuestra paz.

Siete, daño a nuestra economía, el turismo rural, ya que la presencia de una hidroeléctrica alejará a nuestros visitantes, por lo tanto disminuirá nuestro ingreso económico. Hay que considerar que tenemos un hermoso lago Hualalafquen anclado en la reserva nacional Villarrica cuyo paisaje se verá contaminado y transgredido. Del mismo modo, tenemos nuestras veranadas ancestrales, las cuales complementan nuestra economía. Hay que destacar que nuestra economía abarca todas las estaciones del año y es controlada por nosotros mismos.

Ocho, daño recibido a través de cables eléctricos de alta tensión.

Nueve, posible arriendos de terrenos de por vida, por cifras económicas irrisorias.

Y Diez, transgresión a nuestra medicina ancestral Mapuche, la cual interrumpe la labor de nuestros lawentuche /personas especialistas en la medicina ancestral mapuche, entonces se observa una transgresión en cadena que involucra la buena salud de las personas.

En términos legales nacionales, el derecho nos respalda a través de la Ley Indígena.

La normativa del derecho internacional ratificada por el Estado de Chile, nos resguarda de la siguiente forma:

Chile se ha comprometido a resguardar los derechos de los pueblos indígenas mediante la ratificación del Convenio 169 de la OIT en Septiembre del año 2009, entonces entendiendo esta realidad, este Convenio resguarda el derecho a la consulta previa.

La Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas Aprobada por la Asamblea General el 13 de Septiembre de 2007, también es un respaldo legal internacional que nos protege como Pueblo Mapuche.

Como territorio consideramos que una de nuestras prioridades principales en nuestro desarrollo social y cultural es el agua, la cual la observamos como un derecho humano fundamental y no como un recurso hídrico sujeto al mercado y la especulación, en consecuencia argumentamos que la sequía presente en nuestro territorio y nuestra preexistencia ancestral sugiere y justifica que los derechos de agua estén en manos de las comunidades indígenas y no en manos de terceros ajenos a las comunidades, en esta lógica correspondería restituir estos derechos.

Esperando que este escrito de rechazo y oposición a este proyecto de hidroeléctrica propenso a causar impacto ambiental negativo en nuestro territorio tenga una buena recepción, se despide cordialmente las siguientes comunidades indígenas, asociaciones indígenas, lof ancestrales mapuche pehuenche, familias, vecinos y personas naturales mapuche y no mapuche del territorio de Maite, Remeco y Rilul, Comuna de Curarrehue, Región de la Araucanía.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Denuncian a empresario francés por amenaza hidroeléctrica en territorio Mapuche Pewenche de Curarrehue.

Desde el territorio de Curarrehue se ha denunciado a un empresario francés (Empresa PIRANDES ltda.) por amenaza con una hidroeléctrica de tipo mini central en pleno corazón del territorio Mapuche Pewenche en el sector Maite, sector cordillerano en la zona sur de la denomina región de la Araucanía.

Las denuncias se sitúan en la intención de este empresario en querer imponer una mini central bajo los 3 MW de potencia, característica técnica que le permitiría evadir una evaluación ambiental por el sistema público. Sin embargo, según han manifestado miembros de la comunidad y organismos ambientales y de derechos humanos, se estarían transgrediendo las obligaciones sobre los derechos de comunidades de acuerdo a la normativa internacional indígena como el Convenio 169 de la OIT y la Declaración ONU sobre los derechos de los Pueblos Indígenas, en particular, sobre las prioridades de desarrollo, lugares de significación cultural y el consentimiento libre, previo e informado que no se está garantizando en este caso.

Desde el territorio se ha levantado la voz en contra de este proyecto afuerino y se ha dicho que no se quieren invasiones que alteren la territorialidad, los ecosistemas y la cultura, en medio de zonas frágiles en su biodiversidad y con familias que exigen se les respete sus derechos.

Asimismo, se ha desmitificado que estas denominadas mini centrales son renovables y que no causan impactos, ya que los niveles de afectaciones son amplios desde la perspectiva social, cultural, ambiental y de vocación en materia de desarrollo local. En efecto, una de las denuncias que se hace sobre este empresario es su intromisión en el territorio, pasando a llevar instancias colectivas y ancestrales, tratando de dividir a las comunidades con ofrecimientos y cooptaciones, atentando contra la integridad cultural y territorial. Desde Maite se ha señalado: “Ese hombre actúa de mala fe. Quiere sacar firmas a personas ancianas. Busca apropiarse e intervenir tierras que están bajo el registro de Conadi”, indican, existiendo registros y testimonios en ese sentido.

Defensores del territorio Mapuche Pewenche identifican al empresario Floran Martin Adisson, ciudadano francés quien aparece como gerente de una empresa de energía denominada “Pinandes ltda”, con estudios sobre energía y economía en la Universidad Montpellier I, quien estaría vinculado a instancias de apoyo CORFO y a CIFES DEL Ministerio chileno de energía.

Fuente: Araucanía