Caimanes: vecinos cortan ruta exigiendo que se cumpla fallo

Manifestantes esperan que se aplique sentencia que obliga a Minera Los Pelambres a restituir el estero que nutre al pueblo.

Nuevamente se agitó el ambiente en Caimanes. Vecinos cortaron el camino que une esa localidad de la IV Región con el tranque de relaves El Mauro, ruta de propiedad de Minera Los Pelambres. La manifestación fue pacífica, sin heridos, y tras unas horas las máquinas de la minera despejaron la ruta, luego que Carabineros les diera el aviso. “No somos violentos y nos retiramos en cuanto llegó el Gope, porque no nos vamos a exponer, pero nos parece una burla y una falta de respeto. Hemos ganado todos los juicios contra la minera, pero nos siguen reprimiendo y las autoridades le siguen limando los errores a Los Pelambres”, señaló Juan Olivares, vicepresidente del Consejo de Defensa de Caimanes.

Consultada la empresa, afirman que “se trató de un grupo que puso piedras en la mitad del camino y luego se retiró. La situación fue superada tras unas horas. El tránsito y la operación del tranque de la compañía es de absoluta normalidad”.

A 32 días de que el Tribunal de Garantía de Los Vilos fallara en favor de la comunidad, obligando a la minera restituir el cauce del estero Pupío sobre el cual se construyó el tranque, la impaciencia empieza a cundir entre la población. “Entendemos que por una cuestión de orden procesal debiera seguirse adelante con el cumplimiento de la sentencia, aún cuando la minera apeló y el tribunal considero que la corte debía revisarlo todo. A la espera de eso estamos”, señaló Sandra Dagnino, abogada de la comunidad.

Sobre la apelación que interpuso la empresa en La Serena, respondió que “más allá de la preocupación de todos en la provincia del Choapa, tenemos que seguir los caminos legales y respetar lo que decidan los tribunales de justicia”.

Otra molestia que motivó las últimas protestas se relaciona con un supuesto inclumplimiento de la RCA (Resolución de Calificación Ambiental). “El compromiso de la empresa era no convertir Caimanes en un campamento minero, pero nos han invadido sin ninguna consideración”, aseveró el dirigente.

Lucio Cuenca, director del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (Olca), señala que “la comunidad se siente intervenida por los contratistas y trabajadores de Pelambres, que pasan o alojan en Caimanes porque aumentan la demanda de agua y alcantarilla en una situación de extrema sequía”.

Añade que la empresa está buscando la manera de eludir el fallo, “incluso construyendo imágenes caricaturescas, como que al botar la muralla se derramarían los relaves. Es un especie de chantaje, porque dicen que es imposible cumplir o que la solución traería más impactos que los ocasionados ya”.

Cuenca agrega que “esto topa en un tema económico, pero también hay una reacción corporativa de las mineras, porque se sentaría un precedente al dejar expuesta la peligrosa situación de los relaves en distintos puntos del centro y norte del país”.

Fuente: La Tercera