Cámara aprueba propuesta de realizar examen toxicológico en Quintero y Puchuncaví

Ayer, los diputados visaron por unanimidad el informe de la comisión investigadora, que hizo 23 recomendaciones para revertir la contaminación.

Por unanimidad, 137 votos a favor, ayer la Cámara de Diputados aprobó en el Congreso Nacional el informe final de la comisión investigadora Quintero-Puchuncaví, que después de 120 días de indagación redactó 43 puntos e hizo 23 recomendaciones en torno a la contaminación que existe en ambas comunas. El documento será enviado al Presidente de la República, Sebastián Piñera, para que ejecute las acciones que proponen los diputados de la instancia, las cuales van en la línea de aclaran saneas- y transparentar la real situación de las comunas por la contaminación a que han estado expuestas por más de 50 años y que se agravó dada la emanación de compuestos orgánicos volátiles (COVs), ocurrida desde el 21 de agosto del año pasado, donde más de mil personas resultaron intoxicadas.

Responsabilidad

Los diputados concluyeron que la responsabilidad por estos hechos contaminantes reiterados fue por la falta de acciones por parte del Estado y la actividad industrial en la zona. Las recomendaciones apuntan a mejorar la situación y a hacer un escáner de lo que se está viviendo en ambas comunas. Por esta razón, los diputados destacan la necesidad de realizar exámenes toxicológicos a la población para constatar el estado de salud de las personas. En el punto 3 de las recomendaciones del informe final se propone que “el Instituto de Salud Pública realice de manera planificada y gratuita los exámenes toxicológicos necesarios que permitan determinar con certeza e imparcialidad la existencia o no de contaminantes en el cuerpo de los habitantes de las denominadas zonas de sacrificio”. Se recomiendan exámenes de sangre, orina o metabólicos “con el fin de garantizar el acceso a los tratamientos médicos que permitan detener el deterioro de su estado de salud física y psíquica, como asimismo establecer la asociación entre éstos y las fuentes contaminantes que permitan a posteriori, establecer las responsabilidades al respecto”.

Otras recomendaciones

A la recomendación de realizar exámenes ala población, algo que han solicitado en reiteradas oportunidades los alcaldes de Puchuncaví y Quintero (Eliana Olmos y Mauricio Carrasco), la comisión sumó la acción de mediciones de contaminantes en el aire, suelo yagua; la generación de un plan de emergencia para catástrofes medioambientales; la implementación de un sistema de monitoreo permanente; la elaboración de una ley especial para las zonas de sacrificio y la revisión, ala brevedad, de los instrumentos territoriales y de planificación para el cambio de uso de suelo de 754 hectáreas que aún están disponibles para actividades industriales peligrosas.

A esto agregan la importancia de paralización inmediata de proyectos contaminantes, la homologación de leyes de cali dad del aire que son permisivas con las empresas, mejorar y endurecer las normas medioambientales, mejorar el sistema de evaluación ambiental, tipificar el delito ambiental y exigir a las empresas que mejores sus procesos, entre otras. Sobre las recomendaciones generales, el presidente de la Comisión Investigadora, diputado Diego Ibáñez (MA), dijo que “hoy quien tiene la responsabilidad es el Presidente Sebastián Mera, porque varias de estas iniciativas son de su exclusiva competencia (…). Es muy necesario homologar la norma chilena, que está al servicio de las grandes empresas contaminantes, al estándar internacional”. El diputado Luis Pardo (RN) destacó que en el informe “existen importantes recomendaciones, como contar con instrumentos que combinen las normas rígidas que determinan los máximos de contaminantes posibles, con la condición meteorológica de manera de poder continuar con el proceso que ha sido exitoso”.

Apuntan a ex ministros

En las conclusiones se apunta a las responsabilidades en torno a los mecanismos para frenar la contaminación en la zona. Lo más cuestionado fue el fallido Plan de Descontaminación y Prevención para las comunas de Concón, Quintero y Puchuncaví, rechazado por la Contraloría en diciembre de 2017. Para los parlamentarios, la principal responsabilidad apunta al exministro de Medio Ambiente, Marcelo Mena (quien nunca concurrió a la Comisión), y a su antecesor, Pablo Badenier. Cuestionaron las acciones contaminantes de las empresas AES Gener, codelco Ventanas, Oxiquim, GNL y Enap, por años instaladas en la zona.

La diputada Carolina Marzán (PPD) criticó que “las autoridades en general, no todas, se demoraron mucho en contestar los oficios, lo que a nosotros, como comisión, nos retardaban para ir desarrollando el informe e ir sacando conclusiones”. Andrés Longton (RN) acotó que “el informe hace alusión a las responsabilidades del gobierno anterior, las cuales están con nombre y apellido. Además, considera la falta de probidad que hubo en algunas de las actuaciones”. Mientras, Pablo Kast (Evópoli) dijo que “para poder realizar una investigación acuciosa era de vital relevancia contar con la presencia de los convocados. Por ello presenté un proyecto que busca extender la obligación de comparecer a dicha instancia. El ex ministro Marcelo Mena y encargado del fallido Plan de Descontaminación fue invitado en reiteradas ocasiones y nunca asistió”.

Viernes 25 de enero de 2019.

Fuente: El Mercurio de Valparaíso.