Cambio climático: 2030 es la fecha límite para evitar una catástrofe global

    Una diferencia de solo medio grado de temperatura tendría consecuencias devastadoras para nuestro planeta, por lo que cada vez es más urgente limitar el aumento de la temperatura global a un máximo de 1,5 grados centígrados, advirtió este lunes el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU (IPCC).

    Y el tiempo para actuar se nos está acabando, se asegura en el último informe del IPCC, el que ha sido descrito como ‘un último llamado’ para salvar a la Tierra de una inminente catástrofe.

    De hecho, según el reporte, actualmente vamos camino a un aumento de 3 °C, muy por encima del máximo de 2 °C contemplado por los Acuerdos de París sobre cambio climático.

    Un máximo que, según los científicos, parece además cada vez menos deseable.

    Para el corresponsal de temas ambientales de la BBC, Matt McGrath, la de este lunes es la advertencia más comprehensiva hasta la fecha de los riesgos del aumento de las temperaturas globales.

    ‘A los científicos probablemente les hubiera gustado escribir en letras mayúsculas ‘ACTÚEN YA, IDIOTAS’, pero necesitaban decirlo con hechos y números’, dijo por su parte Kaisa Kosonen, de la ONG Greenpeace, quien estuvo de observadora en las negociaciones que precedieron a la publicación del reporte.

    ‘Y eso fue lo que hicieron’, dijo del informe, titulado ‘Calentamiento global de 1,5 grados centígrados’.

    ¿Qué hacer para frenar el cambio climático?

    El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU dice que se requieren “cambios rápidos, de gran alcance y sin precedentes en todos los aspectos de la sociedad”.

    El IPCC plantea realizar grandes cambios de la sociedad:

    • en los estilos de vida.
    • en modos de transporte.
    • en los edificios que habitamos.
    • en la forma en la que nos alimentamos.

    Los modelos del IPCC enfatizan la necesidad de que las personas cambien sus estilos de vida y patrones de consumo a alternativas más sostenibles, específicamente en áreas que pueden controlar, como los modos de transporte, los edificios que habitan y sus preferencias alimentarias.

    “Es una forma realmente nueva para que el IPCC informe sobre las vías de mitigación, los presupuestos de carbono son tan ajustados para 1,5 grados que necesitamos una acción drástica en la escala de la política, la escala de negocios y de la industria, pero también de parte de los consumidores”, dijo a CNN el principal científico del clima de World Wildlife Fund, Chris Weber.

    Cuando se le preguntó si los consumidores pueden ayudar a alcanzar este objetivo, Weber respondió: “De manera inequívoca, sí”.

    Fuente: Noticias Ambientales