Cambio climático

    El pasado martes 19, el gobierno dio a conocer el 3ºer Informe Bienal de Actualización Sobre Cambio Climático, siendo Chile una de las primeras naciones en cumplir con la entrega del nuevo inventario de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

    El documento muestra un crecimiento sostenido de las emisiones de 114% entre 1990 y 2016, y de 7% con respecto a 2013, cuando se entregó el inventario anterior. El principal emisor continúa siendo el sector energía, con 78 % de las emisiones totales del país (2016), por consumo de carbón, petróleo y gas natural. Dentro de este sector, la generación eléctrica sigue siendo el mayor emisor, con 41,5 %, seguido del transporte, con 31,3 %; y mucho más lejos, manufactura y construcción, con 18,7%.

    Por esta razón, es claro que el principal reto en Chile es limpiar la matriz eléctrica, el cierre y/o reconversión de las termoeléctricas a carbón, cuya operación se proyecta como la causante del 91% de las emisiones de CO2 entre 2017 y 2037, si estas centrales continúan en operación.

    Hoy, Chile tiene la oportunidad de descarbonizar la matriz eléctrica, mostrando un liderazgo real en la responsabilidad climática y no sólo ser sede vacía de liderazgo en la COP25 de enero de 2020.

    La segunda evidencia que muestra el inventario nacional es que el sector “uso de la tierra y silvicultura” constituyó al 2016 el mayor sumidero de GEI. No obstante, el inventario no incluye el verano 2016-2017, época en que se quemaron más de 500 mil hectáreas, lo que implica un incremento en las emisiones y una dramática reducción de la superficie de sumidero de GEI.

    Por esta razón, es clave no sacar cuentas alegres, sino incorporar esta pérdida en el inventario, antes de que el gobierno comprometa la nueva Contribución Nacional durante 2019; ya que la disminución de sumideros requerirá mayor reducción de emisiones del sector energético, donde sólo cuatro empresas deben hacer el esfuerzo de cerrar o reconvertir sus termoeléctricas a carbón antes de 2030, fecha en que el IPCC ha llamado a reducir urgentemente el 45% las emisiones de GEI, y llegar a ser carbono neutral en 2050, para impedir la catástrofe de un calentamiento de más de 2ºC.

    Por Sara Larraín

    Publicado en La Tercera.