Chile Sustentable propone acelerar plan de descarbonización y cerrar 3.600 MW a 2030

Estudio encargado por la ONG señala que, considerando los costos en generación y transmisión, un escenario de operación sin carbón a 2030 encarecería el sistema en unos US$2.400 millones.

Ad portas del anuncio sobre descarbonización que realizará el gobierno, la ONG Chile Sustentable encargó un estudio a la consultora Kas sobre los efectos que tendría para el sistema eliminar todas las centrales a carbón a 2030. Actualmente, Chile tiene 28 unidades de ese tipo, con una potencia de 5.540 MW.

El documento, llamado Estudio prospectivo de descarbonización de la matriz eléctrica al año 2030, indica que los 3.600 MW de potencia media de generación a carbón -considerando el uso real que tienen estas plantas- pueden ser reemplazados en su mayoría por tecnologías de generación renovables. De estas, se deberían construir 6.940 MW en nuevas obras, las que se valorizaron en US$15.407 millones.

Respecto a la fecha de salida de las centrales a carbón, se consideró como una referencia el calendario de descarbonización 2038 utilizado por el Coordinador Eléctrico en su informe “Estudio de Operación y Desarrollo del SEN sin centrales a carbón”, pero acelerado al año 2030.

MOL apela a fallo del TDLC en caso navieras23 MAY 2019
Dentro de los resultados del estudio se señala que el cierre de centrales termoeléctricas a carbón significará un ahorro en la compra de combustibles de entre US$1.200 millones a US$1.400 millones.

Dado que la operación del sistema estará basada en un incremento en el porcentaje de generación anual en base a energías renovables y limpias, los costos actualizados de operación del sistema en un escenario de descarbonización serían de US$7.416 millones, mientras que en un escenario sin descarbonización el costo de operación del sistema es significativamente mayor, siendo del orden de US$12.831 millones.

En relación a la ampliación de la transmisión requerida para las unidades que reemplazan a la generación a carbón, el estudio recomienda aumentar la capacidad del sistema HVDC Kimal-Maitencillo a 4.000 MW y de la futura línea HVDC Maitencillo – Lo Aguirre a 6.000 MW, además de construir líneas adicionales, todo lo cual requiere una inversión adicional del orden de US$820 millones.

Este escenario de descarbonización representaría una reducción de emisiones de CO2 del orden de 30 millones de toneladas al año. Las emisiones remanentes se deberían principalmente a la operación de centrales ciclo combinado con gas natural que continuarán operando un complemento a la energía renovable.

Jueves 23 de mayo de 2019.

Fuente: Pulso / La Tercera.