¿Chile “Top 10” de contaminación? Gobierno advierte “desproporción” en estudio

Desde Medio Ambiente apuntan a que otros países de la región no cuentan con un sistema de medición tan acabado como el de Chile.

En Coyhaique, el desafío para este año es el recambio de 2.000 calefactores y que Contraloría apruebe el plan de descontaminación MP2,5.

Con tranquilidad se toman desde el Ministerio de Medio Ambiente el estudio de Greenpeace que sitúa a nueve ciudades de Chile entre las 10 más contaminadas de Sudamérica.

El jefe de Calidad del Aire de la repartición, Marcelo Fernández, explicó a Cooperativa Regiones que hay una cierta “desproporción” en dicho informe, puesto que “en Chile tenemos normas de material particulado fino, medimos este contaminante en todas las ciudades con más de 100 mil habitantes, y además tenemos esta información en línea”, lo que contrasta con nuestros vecinos del continente.

Entonces, agregó Fernández, “de los 13 países de Sudamérica, salvo Chile, aparecen otras cuatro ciudades solamente, que están en Colombia, Perú y en Brasil”; países que no tienen el sistema de monitoreo y entrega de información que posee el nuestro.

“Lo que pasa con el estudio es que demuestra que Chile sí está dedicado a medir este contaminante y a informar en línea a la comunidad”, agregó.

La leña versus el recambio de calefactores

Tanto Greenpeace como las autoridades regionales coinciden en que el estudio demuestra el impacto de la leña como fuente contaminante en el sur de Chile.

Frente a esto, el Ministerio de Medio Ambiente lleva adelante la gestión de planes de descontaminación y apuestan al impacto de una medida en particular: el recambio de calefactores.

Según Fernández, en Coyhaique existe la mayor tasa de recambio a nivel nacional, con 4.000, y a fines de este año se espera llegar a los 6.000 calefactores.

Los resultados que maneja el Ministerio avalan la medida. Si en 2016 hubo 63 emergencias ambientales, en 2018 bajaron a 36, es decir, hubo una disminución de 57 por ciento en estos episodios.

Pese a todo, Coyhaique sigue esperando

De todas las ciudades mencionadas en el “Top 10” de la contaminación sudamericana, solo Puerto Montt y Linares no tienen activo un plan de descontaminación, aunque se está trabajando en ello, según Fernández.

El caso de Coyhaique es distinto, porque existe un plan de descontaminación para material particulado fino PM 2.5, pero está en Contraloría desde mayo pasado, sin que haya sido aprobado aún, lo que ha generado la crítica de parlamentarios locales.

El plan fue enviado al organismo en marzo de 2018 en los últimos días del Gobierno de Michelle Bachelet, pero “esta nueva administración (de Sebastián Piñera) lo que hizo en marzo del año pasado fue retirar el plan para hacerle algunos ajustes (…) lo sacamos de Contraloría, lo revisamos y lo reingresamos en mayo”, explicó el funcionario de Medio Ambiente.

Según Fernández, en esta decisión fue clave el precedente registrado meses antes, a fines de 2017, cuando la misma Contraloría, rechazó el plan para Quintero.

El plan de descontaminación de material particulado fino para Coyhaique sigue a la espera de revisión y aprobación en el órgano fiscalizador, mientras se han dispuesto medidas paralelas, como el recambio de calefactores.

El impacto de estos planes es notorio, según el Ministerio. Desde ahí informaron que solo en Santiago, los índices de contaminación se han reducido un 70 por ciento en los últimos 20 años gracias a esta implementación.

Miércoles 6 de marzo de 2019.

Fuente: Cooperativa.