Ciudadanos y dirigentes de Aysén celebran anuncio sobre represa Cuervo pero anuncian que se mantendrán “alerta ante amenazas latentes”

    Pobladores de comunidades de gran parte de la región concordaron en que la información sobre el desistimiento de la empresa es una buena noticia, que conlleva múltiples desafíos para la región.

    • Esto es un logro ciudadano, no es ni un regalo de la empresa ni del Estado. Aunque digan que es una respuesta a condiciones de mercado o económicas, muchas veces ese mercado reacciona a los aplazamientos, movilizaciones y percepción general que genera el activismo social” señalaron.

    Su “satisfacción” por la información que apuntaría al desistimiento definitivo de Energía Austral del proyecto río Cuervo, expresaron los participantes del “Encuentro de Organizaciones y Ciudadanos de la Región de Aysén en la Patagonia”, que se realizó el jueves en Coyhaique.  La actividad congregó a dirigentes de agrupaciones de Puerto Raúl Marín Balmaceda, La Junta, Puyuhuapi, Villa Mañiguales, Coyhaique, Puerto Aysén, Puerto Chacabuco, Chile Chico, Bahía Murta, Puerto Río Tranquilo, Puerto Guadal y Cochrane, y de la cuenca del Baker.

    En total, una 25 comunidades, organizaciones e instituciones representadas.

    Para los participantes, “esta es una muy buena noticia, y nos genera alegría y un ánimo de celebración, Ahora, por cierto hay que monitorear porque se basa en trascendidos pero que dan cuenta de la inviabilidad de un proyecto no solo irresponsable socioambientalmente sino además peligroso”.  Por ello, expresaron que “tenemos claro que además de mostrar satisfacción debemos mantener la alerta y los esfuerzos ante la amenaza latente de iniciativas que se sustentan en la misma matriz extractivista, donde los ecosistemas son vistos solo una despensa o un vertedero”.

    Agregaron que “esto es un logro ciudadano, no es ni un regalo de la empresa ni del Estado. Aunque digan que es una respuesta a condiciones de mercado o económicas, muchas veces ese mercado reacciona a los aplazamientos, movilizaciones y percepción general que genera el activismo social”.

    En este sentido, durante la actividad se generó un diálogo tendiente a mantener el contacto entre todos y todas quienes comparten la mirada de un Aysén Reserva de Vida, que es la matriz que impulsa el activismo socioambiental en la región.

    El objetivo de la reunión fue visibilizar los efectos de las actividades productivas del modelo de desarrollo extractivista chileno en los territorios, particularmente de Aysén, para lo cual se contó con exposiciones de la directora del programa Chile Sustentable Sara Larraín, el obispo de Aysén Luis Infanti, además de expositores locales.

    La actividad fue coorganizada por la Comisión Justicia y Paz del Vicariato de Aysén, la Agrupación Aysén Reserva de Vida, al Corporación Privada para el Desarrollo de Aysén y Chile Sustentable.