Ciudades con termoeléctricas tienen mayores índices de cáncer

Así lo reveló estudio desarrollado por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile.

Cáncerde pulmón y vejiga, entre los más altos de la región y el mundo ostenta la región según colegio médico.

Investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile realizaron un estudio a nivel nacional que reveló que las comunas que cuentan con termoeléctricas, fundiciones de cobre y plantas de celulosa y papel, tienen elevados índices de cáncer y otras enfermedades si se comparan con las que no lo tienen.

El estudio que lleva por nombre “Impact of large industrial emission sourceson mortality and morbidity in Chile: A small-areas study”, fue realizado por los académicos Pablo Ruiz-Rudolph, Nelson Arias, Sandra Pardo, Marianne Meyera, Stephanie Mesías, Claudio Galleguillos, Irene Schiattino y Luis Gutiérrez, y publicado en la revista científica internacional Environment International.

La publicación expone principalmente que la mayor mortalidad y morbilidad en Chile está asociada a comunas con termoeléctricas y fundiciones de cobre, “en las comunas que hay termoeléctricas y fundiciones de cobre, hay tasas más elevadas de bastantes cosas, cáncer al pulmón, infarto al miocardio”, señaló Pablo Ruiz-Rudolph, uno de los investigadores que lideró el estudio.

Asimismo indicó que “básicamente esto se trata de un estudio epidemiológico, que se conoce como ecológico, lo que nosotros hacemos es analizar todas las comunas de Chile y comparar las tasas de distintas enfermedades, tasas de mortalidad u hospitalizaciones para distintos grupos de enfermedades, por ejemplo mortalidad total, mortalidad cardiovascular, respiratoria y comparamos las distintas tasas por las distintas comunas y el análisis que hacemos es ver si las tasa en las que hay comunas con termoeléctricas, específicamente de carbón o petróleo, fundiciones de cobre, plantas de celulosa y papel, y también faenas mineras de cobre, presentaban tasas más elevadas o no”.

El investigador puntualizó que se analizó la mortalidad total versus la mortalidad cardiovascular, respiratoria, todos los cánceres, como cáncer al pulmón, infarto al miocardio, hospitalizaciones cardiovasculares, hospitalizaciones respiratorias, neumonía y leucemia.

Finalizado los análisis el facultativo comentó que “en general encontramos algunos impactos, del tipo respiratorio, cardiovascular y algunos cánceres en plantas termoeléctricas y algunos infectos en fundiciones de cobre”.

Lamentablemente, para las comunas que cuentan con este tipo de empresas se confirmó que existen mayores índices de mortalidad y morbilidad con respecto a estas enfermedades.

“Cada comuna es una unidad de observación, lo que queríamos ver es que si las que tienen estas empresas, comparadas con las otras, tienen tasas más grandes y sí encontramos tasas elevadas que van entre el 20% al 40% más, hasta en algunos casos el 100% más”, sentenció Pablo Ruiz-Rudolph.

En la región

Conocido este trabajo, Aliro Bolados, presidente del Colegio Médico de la segunda región, valoró el estudio e indicó que “sus conclusiones coinciden claramente con lo que el Colegio Médico ha estado diciendo en base a todos los trabajos anteriores del ámbito clínico que se han estado realizando en ese aspecto”.

Según Bolados el estudio permite además confirmar lo que un informe de la secretaria regional de Salud ya señalado que “Antofagasta es una de las áreas con mayor mortalidad de cáncer de pulmón y cáncer de vejiga a nivel nacional y dentro de las más altas tasas a nivel mundial y dentro de la región, Tocopilla es la que tiene mayor incidencia en estos aspectos”.

Opinión parecida emitió el alcalde la comuna Fernando San Román, quien dijo que es un tema que los tocopillanos vienen diciendo hace años, “donde hay termoeléctricas, es evidente que hay un mayor índice de enfermedades respiratorias y cáncer”.

“Siempre las empresas, los gerentes, dicen que no hay estudios concluyentes, pero los muertos están, los enfermos están y las termoeléctricas están en medio de la ciudad, como los gerentes viven en Las Condes, en Vitacura para ellos no es problema”, sostuvo el edil.

Este estudio fue enviado vía correo electrónico a las dos empresas termoeléctricas que funcionan en la ciudad de Tocopilla, sin embargo desde ninguna de las dos se refirieron al tema.

San Román señaló que “esto nos debe llamar a que se profundice el plan de descontaminación y que se haga definitivamente este estudio que el gobierno ha dilatado de manera sospechosa para poder revisar la incidencia de estas emisiones en la salud de los tocopillanos”.

Por su parte el doctor Bolados indicó que “el camino es el que se ha estado siguiendo. Cuesta, las empresas y autoridades no son muy sensibles a estos temas que tienen muchas aristas, dificultades para implementar medidas, pero yo creo que ya vemos una mayor predisposición de las autoridades”.

Fuente: La Estrella de Antofagasta