Coalición de defensa del Maqui valoró anuncios del ministro de Agricultura que buscan proteger el patrimonio biológico de nuestro país

Grupo ciudadano aseguró que la solicitud de un derecho de obtentor de una nueva variedad vegetal es un intento 0de biopiratería, como sucede en el caso del Maqui, que es parte del patrimonio cultural del pueblo mapuche y nadie tiene derecho a privatizarlo.                        

La ratificación de Convenio de Nagoya, la protección del patrimonio biológico de los pueblos indígenas y la actual situación de la apicultura en nuestro país, fueron algunos de los temas abordados esta mañana entre el ministro de Agricultura, Carlos Furche y los dirigentes de la Coalición de Defensa del Maqui, encabezados por Sara Larraín y María Isabel Manzur de ChileSustentable y por los senadores Eugenio Tuma y Alfonso de Urresti.

Al respecto, el senador Tuma valoró los anuncios del ministro Furche, quien acogió todas las demandas y aseguró que con respecto a la protección del patrimonio biológico como el Maqui, “su patentamiento o explotación comercial debe ir siempre de la mano con un proceso de consulta indígena y que se actuará en función de la determinación de las comunidades”.

En tanto el senador Alfonso De Urresti, expresó que es necesario evitar que sólo por manifestar un interés, y sin acreditar ningún derecho asociado, cualquier persona o empresa pueda explotar recursos como el Maqui, sin que además, como lo establece la Convención de la Biodiversidad suscrita por Chile en 1994, exista participación en los beneficios para el país o los pueblos originarios involucrados”.

En cuanto a la apicultura, el ministro Furche aseguró que desde el Ministerio Secretaría General de Gobierno ingresarán una indicación sustitutiva al proyecto que regula la actividad, y que “abre la puerta para hacer posible proteger a las abejas y los polinizadores, proyecto que revisaremos y haremos nuestras propuestas que apunten a la sustentabilidad de la actividad”, agregó Tuma Zedán.

Con respecto al Convenio de Nagoya, el secretario de Estado, manifestó su total acuerdo con dicho acuerdo internacional, por lo que junto al ministro de Desarrollo Social enviarán el texto al Congreso Nacional para su ratificación.

Biopiratería con el Maqui

Uno de los temas centrales que fueron abordados en la reunión de trabajo, fue el intento de biopiratería que el Maqui está sufriendo por parte de algunas universidades nacionales y organismos internacionales.

“En el marco de esta agenda de conservación biocultural, hemos planteado al secretario de Estado que en el caso del intento de biopiratería del Maqui, que es es una variedad vegetal conocida y tradicional, no es posible constituir derechos de propiedad sobre plantas con significado cultural y propiedades de uso conocidos por los mapuches sin su consentimiento ni participación en los beneficios”, expusieron los impulsores de la Coalición de Defensa del Maqui.

 

Es deber del Estado, alertaron al ministro Furche, proteger dicho patrimonio, como son los conocimientos sobre usos nutricionales y medicinales del Maqui, razón por la cual no puede amparar este intento de biopiratería, que es “un acto de violencia cultural al tratar de privatizar este patrimonio natural y expropiar al pueblo Mapuche de un recurso ancestral, cuya conservación está asociada a las prácticas tradicionales y ceremoniales, aseguró Salvador Millaleo, abogado de la Universidad de Chile.