Código de Aguas

Por Sara Larraín

    Señor Director:

    Celebro que su diario haya publicado la columna de los ministros Furche y Undurraga sobre los contenidos de la reforma al Código de Aguas aprobada por amplia mayoría en la Cámara en noviembre pasado. Ello ayuda a reparar el problema de desinformación que se estaba generando por sesgos en el espacio de opinión para los diferentes sectores.

    En esta línea, quiero contribuir informando sobre contenidos de la reforma claves para la seguridad hídrica del país en el cambio climático: (1) la prelación en el acceso al agua para consumo humano y actividades de subsistencia; (2) nuevas medidas para la protección de las fuentes de agua superficiales y subterráneas de las que dependemos, y (3) información sobre extracciones y restituciones de agua para contar con información pública sobre los usos reales y mejorar la gestión de este “bien público”.

    Todos estos avances van en la línea del requisito de la función social de la propiedad que mandata la Constitución vigente.
    Publicada en El Mercurio