Comisión del Senado aprueba caducar derechos de agua

La discusión se centró en los derechos reales de aprovechamiento para evitar la especulación que propietarios realizan con el vital elemento.

En votación dividida, la Comisión de Recursos Hídricos del Senado votó a favor la indicación del Gobierno que determina la extinción de derechos de aprovechamiento de agua por su no utilización.

El artículo sexto bis de la reforma al código estipula que aquellos derechos que no se hayan utilizado por 5 años en el caso de agricultura u otros fines domésticos, o 10 años por derechos para proyectos energéticos, hidroeléctricos, por ejemplo, se extinguen y para eso se crea un procedimiento en el que el Estado dirime por la propiedad de dicha patentes.

A favor votaron los senadores Jorge Pizarro, Isabel allende y Adriana Muñoz; en contra se manifestaron los parlamentarios de oposición Iván Moreira y Francisco Chahuán.

Para la senadora del PPD Adriana Muñoz, este artículo pretende terminar con la especulación por parte de aquellos propietarios que ostentan los derechos de agua, pero no los usan y los acumulan para arrendarlos o venderlos a terceros, lo que impide que comunidades indígenas y agricultores puedan tener acceso y hacer uso de los caudales. Así aseguró que es una norma fundamental combatir la especulación.

La directora de Chile Sustentable, Sara Larraín, valoró la aprobación de la iniciativa, pese a las adecuaciones que realizó el Ejecutivo para aminorar el impacto de la norma en la gran empresa.

“Nosotros creemos que -hasta el momento- no se ha perdido nada sustancial, al contrario vemos la posibilidad de generar una discriminación positiva para las comunidades y los pueblos indígenas. Es un paso adelante. La próxima sesión es clave en la medida que finalmente se van a aprobar derechos temporales y no se va a continuar entregando derechos de agua a perpetuidad”.

Al comienzo del encuentro se apersonó el alcalde de la comuna de Alto Biobío, Nivaldo Piñaleo, quien solicitó a la instancia legislativa una indicación que permita a las comunidades indígenas regularizar los derechos de agua para su utilización dentro de sus territorios.

El jefe comunal denunció que proyectos hidroeléctricos y energéticos se han apoderado de los recursos, además no los utilizan, lo que igualmente impide que los habitantes de la zona tengan acceso a ellos.

“Lo que yo solicito es que la riqueza natural como pueblo Pehuenche sea considerada para que no se cierre el proceso de inscripción, se establezca una moción para seguir regularizando los derechos de agua. No queremos que más particulares se apropien de un bien que es parte de nosotros, ahora mismo Colbún solicita derechos de agua del río Queuco, donde está la comunidad indígena Callaqui y no existe oposición alguna, por lo que nosotros tendremos que presentar acciones para oponerlos y eso es lo que nos preocupa”, subrayó.  

Cabe destacar que las actuales reglas del Código de Aguas datan de 1981, las que han generado serios conflictos en torno al acceso y la gestión de los recursos hídricos en el país, por sobreotorgamiento de aguas y degradación de cuencas.

Ejemplo es que hasta el día de hoy, la penalización por no utilización de derechos de agua contempla solamente el pago de patentes, lo que ha provocado que los propietarios pagan eternamente las multas y no los devuelven a las comunidades indígenas y agricultores que no tienen acceso a su utilización.

Finalmente, la comisión de Recursos Hídricos del Senado postergó la discusión del artículo que termina con los derechos a perpetuidad, estableciendo propiedad temporal a 30 años. Además de la discusión sobre las denominadas “aguas del minero”, donde no existe legislación, y que en la realidad las compañías extractivistas se apoderan de caudales y napas subterráneas dejando a la ciudadanía totalmente imposibilitado el acceso al vital elemento.

Fuente: Diario U. de Chile

Senadores aprueban extinción total o parcial de derechos de agua por no utilización

Parlamentarios de Chile Vamos Iván Moreira (UDI) y Francisco Chahuán (RN) hicieron expresa reserva de constitucionalidad respecto de la norma.

A toda marcha trabaja la Comisión Especial sobre Recursos Hídricos, Desertificación y Sequía del Senado que analiza el proyecto de ley, impulsado por el Ejecutivo, que busca modificar el Código de Aguas. El organismo compuesto por los senadores Adriana Muñoz (PPD), Isabel Allende (PS), Iván Moreira (UDI, en reemplazo de Víctor Pérez), Francisco Chahuán (RN) y Jorge Pizarro (DC) aprobó ayer una norma clave de la reforma. La entidad parlamentaria votó favorablemente la indicación del Ejecutivo que establece que los derechos de aprovechamiento de agua se extinguirán -total o parcialmente- si su titular no hace uso efectivo del recurso y no paga la correspondiente patente.

En el caso de los derechos de aprovechamiento consuntivos (permite extracción del recurso), el plazo de extinción será de cinco años, y en el caso de aquellos de carácter no consuntivos (no se extrae el recurso, porque no es removido de su ambiente natural) será de diez años.

Los plazos de extinción comenzarán a correr desde la publicación de la resolución que los incluya, por primera vez, en el listado de derechos de aprovechamiento afectos al pago de patente por no uso.

Pese a que se aprobó la norma por unanimidad, los senadores Moreira y Chahúan plantearon críticas e hicieron expresa reserva de constitucionalidad. Anticiparon que la harán presente en la Sala de la Cámara Alta, en el momento en que se debata sobre el proyecto de ley. Respecto a la indicación sobre los plazos de extinción del derecho, Moreira sostuvo que la propuesta de modificación es “arbitraria, inconstitucional, y restringe los derechos”.

En tanto, la presidenta de la comisión, Adriana Muñoz, sostuvo que se trata de un artículo “muy importante del proyecto, ya que establece fórmulas de ir haciendo retroceder la especulación en las aguas”.

El director general de Aguas, Carlos Estévez, señaló que la frase ‘total o parcialmente’ es clave para entender la norma, ya que “si no se agrega esa frase, se corre el riesgo de que se extinga totalmente el derecho, pese a que esté siendo en parte utilizado. El proyecto solo propone que se extinga solo aquella parte del derecho que no está siendo aprovechada por su titular”. Además, la autoridad destacó que estas normas permiten que el proceso de extinción sea reglado y que exista posibilidad de que el titular se oponga a una eventual extinción de su derecho.

Diputados
Por 63 votos a favor y 32 en contra, la Sala de la Cámara Baja despachó la reforma al Senado en 2016.