¿COMO SE DECIDIRA SOBRE LA MATRIZ ENERGETICA FUTURA?

    Sara Larrain
    Programa Chile Sustentable

    Esta semana, la Asociación Chilena de Energias Renovables (ACERA) demostró,  a través de un contundente estudio, que  la inyección  de Energias Renovabas No Convencionales  (ERNC) en  un porcentaje de solo 3% el año 2010  redujo en 129 millones de dólares el costo operacional en el Sistema Interconectado Central (SIC)  y  bajo en  3,33%, los costos marginales de la energia.  Esta investigación, una vez más, contradice las declaraciones de las grandes empresas generadoras, y también las del ministro Golborne,  quien insiste en  que las ERNC causarán un aumento del precio de la energía. Más aún, el estudio de ACERA señala que si el año 2010 se hubiera incluido un  5%  de estas energías limpias en el SIC (lo que corresponde al espíritu de la ley 20.257) habríamos logrado  un ahorro de 5,14%, es decir de US$ 163 millones de dólares anuales.A pesar de esta evidencia, el gobierno del Presidente Piñera se niega a  patrocinar  el proyecto de Ley para  alcanzar una meta de 20% de Energias Renovables No Convencionales al año 2020, que fue anunciado por él mismo el pasado 21 de mayo y presentado por el senador Horvath, con el apoyo de los senadores de la Concertación: Gómez, Allende y Rincón, y aprobado en  forma unánime en la sala del Senado. Al contrario de ello, el Gobierno insiste en aprobar megaproyectos en base a carbón como Castilla (8 centrales térmicas) de más de 2.000 megawatts, que hoy enfrenta un juicio de nulidad, y ha pavimentado el camino, con cientos de irregularidades, para  aprobar el megaproyecto Hidroaysén de 2.700 megawatts en la Patagonia.  Ambos, altamente rechazados por los ciudadanos, lo cual  significa un tremendo cuestionamiento  a la legitimidad  democrática de estas  decisiones  sobre nuestro futuro energético. Los desafíos de la  matriz eléctrica  no constituyen un asunto técnico, sino un reto claramente político.

    Tal como se afirmó en el Congreso Nacional  “legislar  a favor de  un 20% de  energias renovables sustentables al año 2020, equivalente a 4.000 megawatts,  permitiría reducir los altos costos operacionales de generación en el país, beneficiando a todos los chilenos”.  Pero actualmente, el gran obstáculo para ello son las grandes empresas que dominan el mercado y que se adjudicaron casi toda la generación hasta el año 2025, en base a mega-hidroeléctricas y  a carbón.  Ello con el aval del Gobierno, que permite la perpetuación de una matriz eléctrica concentrada, contaminante,  alta en su precio,  e insegura por la gran variabilidad de precio en los combustibles importados, la creciente escasez hídrica, y la alta huella de carbono.

    Sara Larrain
    Programa Chile Sustentable