Complejo térmico de Colbún enfrenta su cuarto siniestro y estará al menos 3 meses fuera

Central Nehuenco, integrada por tres unidades e inaugurada en 1998, ha sufrido con esta ya cuatro fallas e incluso un incendio previo, en 2007. Gas natural comprometido será desviado a Nehuenco I. Se aseguró que existen seguros comprometidos.

Por cuarta vez desde su entrada en operaciones -en 1998- el complejo termoeléctrico Nehuenco hace noticia, y no precisamente por su buen desempeño.

Ayer, Nehuenco II (398 MW, la de mayor capacidad del complejo) sufrió un grave desperfecto que generó un incendio que tardó varias horas en ser apagado.

Se trata de una central clave para el SIC, considerando que en mayo pasado el 9% de toda la energía consumida en el Sistema Interconectado Central (SIC) provino de Nehuenco.

El complejo ha enfrentado diversos problemas desde su entrada en operaciones hace casi 20 años, en 1999, 2007 y 2013. El último evento; una falla en la turbina de la unidad II, dejó fuera a la central por 145 días, activando además el pago de millonarios seguros.

En relación a lo ocurrido ayer, según informó la empresa cerca de las 10.10  horas “y por razones que se investigan”, se produjo una falla en el transformador principal de la turbina a gas de Nehuenco II, generando un gran incendio de esa instalación.

Cercanos a la compañía aseguraron que existen seguros comprometidos.

La empresa aseguró que activó de manera inmediata los protocolos internos considerados para estos casos. “Junto con iniciar una investigación de este incidente, Colbún también trabaja en las labores necesarias para reanudar lo más pronto posible la operación de la turbina a gas”, aseguró la compañía, que añadió no tener claridad sobre los plazos para que la central pueda reanudar sus operaciones.

Colbún mantiene contratos de abastecimiento de gas, el que será utilizado por Nehuenco I, que ha estado operando con diesel.

En la industria se comenta que dada la magnitud del sismo, la reparación y regreso al sistema de Nehuenco II sería no antes de tres meses, plazo prudente para reparar, realizar las pruebas y volver a inyectar.

Investigación. La situación originó la inmediata apertura de una investigación por parte de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), entidad que solicitó informes y que advirtió además que Colbún se expone a una multa de hasta 10.000 UTA, equivalente a unos US$8 millones.

“Hemos iniciado una investigación, la que nos permitirá establecer eventuales responsabilidades sobre este incendio. Será dicha investigación la que nos señale las causas del siniestro y si es que hubo incumplimientos normativos de Colbún”, explicó el superintendente, Luis Ávila.

“Por el momento, no podemos hablar de negligencias, pues debemos esperar los resultados de la investigación que llevamos adelante, los que debemos analizar desde un punto de vista técnico”, añadió Ávila.

Desde el CDECSIC, señalaron que el evento no provocó pérdida de consumos por escalones de baja frecuencia en el sistema.

“Sólo se reportaron consumos afectados en Minera Los Pelambres (50 MW), respecto de los cuales nuestro CDC instruyó reposición inmediata”, señaló la entidad.

“En estos momentos el sistema se opera con la seguridad habitual, habiéndose instruido el despacho de ambas unidades de central Candelaria (operando con diesel), situación que aumentó el costo marginal del orden de US$4,5 por MWh”, aseguró el CDECSIC.

¿Qué efectos tendrá en la planificación del sistema este evento? “Al existir menos disponibilidad de generación económica para el sistema, se despacharán unidades de mayor costo para satisfacer la demanda”, se agregó.

En tanto, el ministro de Energía, Máximo Pacheco, calificó como “desafortunado” la ocurrencia del incidente, pero aseguró que “esto en nada compromete el funcionamiento del sistema eléctrico”.

El secretario de Estado descartó además alguna negligencia en la fiscalización por parte de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles. “Ya habrá tiempo para hacer las investigaciones correspondientes”, complementó.

Fuente: Pulso