Comunidad de San Clemente rechaza proyecto minero en zona de laguna La Invernada

    De acuerdo a lo informado, los volúmenes de extracción informados por la empresa Sociedad Minera Volcán Hornitos serían mínimamente inferiores al umbral que exige la ley para pasar por evaluación de impacto ambiental, quedando así excluidos de aquel proceso.

    La realización de un proyecto minero en la zona cordillerana de San Clemente ha desatado el rechazo por parte de la comunidad, comenzando por el alcalde Juan Rojas y el pleno del Concejo Municipal.

    En la jornada de ayer, aprovechando una actividad medioambiental, vecinos marcharon y se manifestaron en contra de la posible inversión que se llevaría a cabo en las inmediaciones de la laguna La Invernada para la explotación de oro y eventuales otros minerales presentes en la zona.

    El alcalde Juan Rojas señaló en la jornada de ayer que fueron informados, aproximadamente hace un mes, de la intención de un privado para desarrollar el proyecto minero, “ante lo cual, como Concejo Municipal estamos totalmente en desacuerdo. No obstante, creemos que las autoridades a nivel regional que autorizan esto, como siempre, toman poco en cuenta a los gobiernos locales. “La legislación es débil y como Concejo hemos dicho que no queremos que se construya esta minera porque al final los costos los pagamos posteriormente”, afirmó el alcalde, quien a continuación se dirigió a un grupo de vecinos de la comuna que llegaron al frontis del municipio a manifestarse contra el proyecto.

     

    NO PASA POR

    EVALUACIÓN AMBIENTAL

    El proyecto considera la extracción de arenas auríferas a un ritmo máximo de 225 ton/día de mineral, con una producción mensual de 4.950 ton/mes, con una vida útil de 364 meses, (30,3 años). La extracción se realizará con el sistema de explotación a cielo abierto (tipo cantera). Por sus características de producción, no entra al sistema de evaluación de impacto ambiental.

    “Por cinco mil toneladas mensuales de producción, están obligados a ser evaluados ambientalmente y ellos la presentaron por 4.950 toneladas. Eso es reírse en la cara de los sanclementinos (…) Es decir, nosotros no tenemos derecho a opinar nada”, expresó.

    Cabe consignar que los detalles del proyecto minero fueron conocidos por alcalde y los concejales, en la última sesión del Concejo, donde estuvo presente un representante de la Dirección Regional Maule del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin). Además, dijo que han tratado de comunicarse con los representantes de la empresa, sin éxito.

     

    “VAMOS A DECIR NO”

    El alcalde Juan Rojas fue enfático en señalar que se opondrán de cualquier forma a la realización del proyecto. “Vamos decir no, de las maneras legales y también de las formas ilegales que tenemos que presionar para que alguien nos entienda de que no podemos seguir en lo mismo”, indicó. En esta línea, Rojas llamó a la comunidad a manifestarse pacíficamente en contra de la iniciativa.

    Por su parte, el concejal Pablo Amaro dijo que “no se quiere que sigan cercenando nuestro patrimonio turístico. Basta de centrales hidroeléctricas, basta de mineras, no nos interesan”. Amaro también dijo que al no pasar por evaluación ambiental, quedan varias dudas respecto al impacto que tendrá en la zona, especialmente con los relaves.

    En tanto, el concejal Juan Carlos Franz dijo que el Concejo “hoy está trabajando en una sola dirección que ya va diciendo que es un no, nosotros no queremos más hidroeléctricas, creemos que ya está saturada nuestra cuenca, no queremos más mineras”.

     

    IMPACTO EN EL TURISMO

    Para el encargado de Turismo y Medioambiente de la Municipalidad de San Clemente, Andrés Amaro, el impacto es desconocido en el riesgo para cada uno de los factores ambientales. “Lo primero es lograr que este proyecto se evalúe ambientalmente para ver posibles planes de mitigación”, sostuvo.

    A eso, agregó que la ubicación del proyecto (volcán Hornitos, laguna La Invernada y cerro Azul) está en un sitio declarado como zona prioritaria para la conservación de la biodiversidad en el año 2012. También, ha sido ratificado como atractivo en los planes de desarrollo turístico que declaró Sernatur en el 2016. Finalmente, es uno de los pocos sitios de turismo regulado en la zona.

    “Va a afectar al turismo, a la biodiversidad de la región y, obviamente, al desarrollo de la agricultura de San Clemente”, sentenció.

    Fuente: Diario El Centro