Comunidades en conflicto convocan a gran marcha en defensa de la vida del valle del Itata

    Fuente: www.tribunadelbiobio.cl, martes 11 de julio de 2006.

    Y las manifestaciones en contra del funcionamiento de la planta de celulosa Nueva Aldea, no cesan. Esta vez las Comunidades en conflicto con la industria de la celulosa del Valle del Itata, están convocando a una gran movilización pacífica en defensa de la vida, para este viernes 14 de julio.

    La marcha se hará en la capital de la región del Bío Bío, es decir Concepción. La razón es bien clara para las organizaciones convocantes: “Porque es de desde donde las máximas autoridades ambientales y políticas, han aprobado, decretado y dirigido, el proyecto más avasallador e irresponsable, que la provincia de Ñuble conozca: el Complejo Forestal Industrial Nueva Aldea, que contaminará con sus 75.000.000 de litros diarios de residuos industriales líquidos las aguas del último río de aguas limpias que queda en la región, y del cual beben 45.000 personas, aguas abajo de la planta. Esto, aparte de los 13.000 kilos diarios de tóxicos que serán emitidos al aire, contaminando praderas y predios agrícolas de exquisita calidad”.

    Ante este panorama, las comunidades del territorio afectado han decidido marchar hasta la Intendencia Regional para exigir que “la ejecución de los cargos públicos se haga en función del pueblo y no de los empresarios”.

    En todo caso, la movilización tiene tres objetivos muy definidos, según se precisa en la convocatoria: Exigir la inmediata renuncia de Bolívar Ruiz, como director de Conama VIII región , cuya actuación es cuestionada por los opositores a Celco y a quien responsabilizan de la puesta en marcha del proyecto.

    Solicitar que la intendenta, como máxima autoridad política regional, les otorgue una audiencia especial , “para expresarle la desconfianza y el más profundo rechazo que las Comunidades del Valle del Itata, sienten por la empresa CELCO, y señalarle que será ella, la principal responsable política ante cualquier perjuicio que el Valle del Itata sufriere”.

    Y por último, que la empresa se abstenga de empezar a funcionar vertiendo sus riles al río Itata, “ya que somos 45.000 personas que bebemos agua del río, el que se vería afectado seriamente con los 75 millones de litros diarios que CELCO quiere empezar a descargar. Además no confiamos en esta empresa ya que el prontuario ambiental en Arauco, Constitución y Valdivia, la acusa como una irresponsable y contaminadora, y que además, al paso de los años, lejos de constituir un polo de desarrollo, ha sido una fuente de pobreza y marginalidad, que de ninguna forma ha beneficiando a las comunidades en donde se han instalado sus empresas”.

    Las comunidades en conflicto hicieron un amplio llamado a sumarse a esta movilización a todas las personas, organizaciones y grupos que estén preocupados por el futuro del planeta y del medio ambiente en la zona.-