Contaminación del aire sube en ocho ciudades en un año

Carga de esmog aumentó respecto de 2015 por uso de leña y falta de lluvias. Valparaíso y La Serena surgen como urbes con alta polución, pese a estar en zonas costeras.

Ocho ciudades de la zona centro y sur del país han presentado un crecimiento en sus niveles de contaminación por material particulado respirable (MP 2,5) este invierno respecto del año pasado. De acuerdo al último informe del Ministerio de Medio Ambiente, se produjo un alza en los índices de polución en Curicó, Chillán, Los Angeles, Temuco, Osorno y Coyhaique, además de La Serena y Valparaíso.

La capital de la Región de Aysén encabezó el ranking de zonas contaminadas entre enero y agosto de este año, con promedios de esmog que duplican a los de Santiago. El peor mes en esa comuna fue mayo, cuando hubo 196 microgramos por metro cúbico de MP 2,5, en promedio. La normativa que regula esta materia indica que, diariamente, no puede haber más de 50 puntos de esta sustancia cada día.

La otra comuna que mostró altas concentraciones fue Temuco, que en junio pasado tuvo un alza de hasta 40 puntos respecto del mismo período de 2015 (ver infografía).

Algunas comunas del Biobío también tuvieron mayores registros de material particulado que el año pasado. Richard Vargas, seremi de Medio Ambiente del Biobío, señaló que el impacto del plan de descontaminación en Chillán aún no se aprecia en su totalidad: solamente se han recambiado 228 equipos de calefacción, los que están en fase de asignación y se entregarán 1.500 subsidios para aislaciones térmicas para las viviendas. Agregó que este invierno “hubo un repunte de las emergencias ambientales, pero esto sucede porque hay un factor relacionado con las lluvias; tuvimos 55% de déficit y una disminución de las temperaturas” que contribuyen a este escenario. Añadió que la situación de Los Angeles se explica por el uso de leña (94% de las emisiones provienen de esa fuente) en las viviendas, las que han aumentado por la expansión de esa urbe.

Patricio Pérez, investigador del Departamento de Física de la U. de Santiago, dijo que las medidas antiesmog no bastan cuando hay falta de ventilación y existen fuentes no controladas que producen una histórica mala calidad del aire en las ciudades. “Se considera la leña un combustible válido, pero se debería cambiar la matriz energética radicalmente para temperar los hogares. Se está dañando la salud de la población”, afirmó.

En el caso de Santiago, donde está la mayor cantidad de población expuesta al esmog, hubo un descenso de la carga de contaminación en los meses de junio y julio.

En la costa

Este año surgieron nuevas cuencas donde se produjo un incremento de los índices de MP 2,5, como son La Serena y Valparaíso, las que constituyen un caso peculiar, pues poseen una ventilación mayor que dispersa las partículas.

El investigador Pérez dijo que existen estudios respecto del aporte que tienen las emisiones de los barcos que utilizan combustibles fósiles en los puertos. También se ha indagado el posible desplazamiento del material particulado desde los valles cercanos hacia la costa.

Marcelo Mena, subsecretario de Medio Ambiente, aseveró que “no se pueden evaluar los planes para bajar el material particulado cuando no se han puesto en marcha completamente. Recordemos que el Estado invierte $ 30 mil millones en recambio de calefactores y revestimiento térmico en los hogares”.

¿Qué explica la situación de Coyhaique, la ciudad más contaminada del país? Mena afirmó que no se puede comparar esa comuna con otras zonas donde las precipitaciones estuvieron dentro del rango normal anual.

Fuente: La Tercera