Crisis en Quintero: Presidente Piñera anuncia plan para lograr «solución definitiva» y Superintendencia formula cargos contra Enap

Mandatario interrumpió su gira a Ñuble para abordar crisis en la zona. Los responsables de la contaminación de esta semana aún siguen en proceso de investigación. 

El nuevo episodio de contaminación del martes pasado en Quintero y Puchuncaví sorprendió al Gobierno respecto de la crisis ambiental que ocurre en la zona. Y ayer, luego de una agitada jornada en las comunas (ver nota secundaria) y tras revelarse el informe de la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA), el Presidente Sebastián Piñera, pasadas las 20 horas, interrumpió su gira por la Región de Ñuble para referirse a la situación.

«Como Presidente de Chile, quiero solidarizar con los habitantes de Quintero y Puchuncaví, comprendo su dolor y angustia. Pero les quiero asegurar que ya tenemos en marcha un plan que va a significar una solución definitiva», comenzó señalando Piñera.

Luego, el Jefe de Estado enfatizó en que dicho plan «contempla un sistema permanente e independiente de medición de gases y de la contaminación sobre el agua, el aire y el suelo». En segundo lugar, precisó, en los próximos 90 días se implementará un plan integral de descontaminación. Tercero, agregó que, como medida permanente, estará la construcción del nuevo Cesfam de Quintero y Puchuncaví.

«Estamos investigando las causas del fenómeno de contaminación que ocurrió ayer (martes)», remató.

Ayer, al mediodía, el Mandatario sostuvo una reunión con el ministro del Interior, Andrés Chadwick, en Palacio. Uno de los temas abordados en la cita fue la contaminación en la zona, pues la crisis ha acrecentado la inquietud en La Moneda. Ayer, de hecho, surgieron cuestionamientos a la labor del superintendente del Medio Ambiente, Cristián Franz.

Polémico comunicado

Minutos antes de que hablara el Presidente, el superintendente Franz reveló parte del informe -en el marco de una investigación que comenzó hace dos semanas- que apunta a las responsabilidades de los episodios de contaminación que afectaron a 378 personas entre el 21 y 28 de agosto.

«Esta Superintendencia ha decidido formular cargos a la empresa Enap Refinerías S.A., titular del proyecto Terminal Marítimo de Quintero, por la utilización del sistema de tratamiento de sus residuos industriales líquidos en condiciones distintas a las aprobadas ambientalmente», dijo Franz, quien leyó un comunicado.

La autoridad agregó que hay un conglomerado de más de 15 industrias de gran escala, desde las cuales se emiten rangos semejantes de contaminantes.

Planteó además que en el episodio de agosto «se dio una emanación de contaminantes irregular, completamente fuera de lo normal, de muy corta duración, pero de alta intensidad, de forma que cuando las personas comenzaron a manifestar síntomas, las emanaciones ya habían cesado». Y añadió que, dada la justificada alarma pública generada, había que llegar a respuestas de la «manera más rápida posible».

«Algo así es extraordinariamente complejo -continuó- si uno quiere hacerlo con seriedad y responsabilidad. Lo fácil, sin duda, sería llegar y atribuir responsabilidades al voleo».

El superintendente descartó que hubiese otras empresas involucradas, como Oxiquim, que fue cuestionada por un informe del seremi de Salud de Valparaíso, que detectó cambios de almacenamiento que podían asociarse a emanaciones. «Ese antecedente lo tuvimos presente en la investigación, pero no nos permite concluir que hay responsabilidades en el origen de este problema».

Sobre las emanaciones ocurridas el martes en Quintero, el superintendente señaló que la dificultad que existe es que las estaciones de monitoreo no lograron detectar el contaminante que estaba ocasionando el problema.

Para establecer las razones que llevaron a un grupo de personas a concurrir el martes a centros asistenciales y para controlar las condiciones operacionales y ambientales de los establecimientos de la zona, se pidió un requerimiento de información a Codelco y AES Gener, con detalle de las últimas 72 horas, respecto de las emisiones de compuestos regulados tanto por la norma de fundiciones como de termoeléctricas.

AES Gener descartó ayer cualquier relación con el episodio de contaminación del martes e informó que entregó a la Superintendencia información horaria de sus emisiones de los días 2, 3 y 4 de septiembre.

Además, se requirió a todos los establecimientos del cordón industrial proporcionar en forma diaria e indefinida toda la información relativa a sus condiciones de operación, posibles contingencias y reportes de emisiones atmosféricas.

La respuesta de Enap

Fuentes legales vinculadas a Enap evalúan dos opciones: contestar a la Superintendencia o bien, recurrir a los tribunales ambientales para enfrentar la imputación de la SMA. Desde la premisa de defender su inocencia, una prioridad de Enap sería contener las repercusiones de esta resolución en el clima interno de la empresa, con el fin de evitar paralizaciones de trabajadores y renuncias de ejecutivos. Otro frente de preocupación de Enap es el escenario de alguna eventual formalización de empleados de la estatal en la investigación del Ministerio Público.

Anoche emitieron una breve declaración: «Rechazamos tajantemente las imputaciones hechas por la Superintendencia del Medio Ambiente. La empresa ejercerá todas las acciones legales y derechos que le corresponden para demostrar que no tiene vinculación alguna con los hechos que se le imputan».

Dos semanas
duró la investigación de la Superintendencia del Medio Ambiente.


Jueves 6 de septiembre de 2018.

Por Eduardo Monrroy y Pamela Gutiérrez
Fuente: Economiaynegocios.cl