Declaración a la Comunidad de los Representantes de la Sociedad Civil ante el “Consejo para la Recuperación Ambiental y Social de Huasco”

DECLARACIÓN A LA COMUNIDAD

HUASCO, 9  DE OGOSTO 2018

LOS  CONSEJEROS DE LA SOCIEDAD CIVIL DEL CONSEJO PARA LA RECUPERACIÓN SOCIAL Y AMBIENTAL DE LA COMUNA DE HUASCO, SE HACE EL DEBER DE INFORMAR A LA COMUNIDAD  RESPECTO A LA SITUACIÓN DE LA EMPRESA CAP MINERÍA:

Con fecha  10 de Enero del año  2018 (Expediente sancionatorio, Rol N° D-002-2018) la Superintendencia del Medio Ambiente, formuló cargos en contra de la Empresa CAP, por incumplimientos de las condiciones, normas ,y medidas establecidas en las resoluciones de calificación ambiental, RCA 215-y 246 del año 2010.

Los hechos, actos u omisiones que constituyen infracciones conforme al artículo 35 a) de la Ley Orgánica de la superintendencia del Medio Ambiente son 20, clasificadas como leves, graves y gravísimas.

Estas 20 infracciones se refieren a relaves vertidos al mar, emisiones de material particulado MP10 y MP2,5 de fuentes fugitivas (pilas de acopios, etc.) y de combustión (chimeneas), transporte de preconcentrado desde mina los Colorados a Planta de Pellets (tren), etc.

Infracciones cursadas por afectar principalmente al elemento agua (mar) y aire, poniendo en riesgo la salud de sus trabajadores y la salud y actividad (agricultura, pesca, etc.) de las poblaciones vecinas y cercanas a sus zonas de operación.

 

Frente a estas irregularidades CAP debió presentar un plan de cumplimiento (PdC), que fue presentado el día 31 de enero del año 2018.

Con fecha 29 de mayo la SMA por Resolución Exenta N°8 le realiza observaciones al plan presentado por CAP.

Cap. ha presentado el 27 del junio, el segundo plan de cumplimento, que aun no ha sido resuelto por la SMA.

Este proceso, ha generado incertidumbre en la comunidad y en los trabajadores. La semana recién pasada, hemos leído varias declaraciones en los medios de comunicación, donde Parlamentarios, Autoridades de gobierno, y el Ministro de Minería, refiriéndose a la situación de la Empresa CAP Minería, han omitido información, dejando de lado la exposición de antecedentes del expediente sancionatorio y del daño efectivo que han tenido que soportar, los habitantes de Huasco, por más de 40 años. Comentarios que en forma velada avalan el comportamiento de la empresa y la presentan como amigable con la comunidad.

En 1977 cuando en Chile no había legislación ambiental, la compañía Minera del Pacífico, empresa filial de CAP eligió Huasco para instalar su planta pelletizadora de fierro, emitiendo en esa época por sus chimeneas material particulado respirable y sedimentables y gran cantidad de gases quimio tóxicos, afectando la salud de las personas, la agricultura, etc. En la Ensenada Chapaco comenzó la descarga al mar de relaves y/o residuos industriales, afectando la vida de flora y fauna marina, produciendo embancamiento de la bahía, la muerte y contaminación de los recursos marinos de la zona, por consecuencia la contaminación de la cadena alimenticia, privando así de su fuente de trabajo a los pescadores locales. Desde esa época, depositando sus relaves al mar, sin ninguna regulación.

Antecedente importante de agregar es que la Planta de Pellets de CMP (reestructuración orgánica de la CAP) y la Termoeléctrica Guacolda, son las principales fuentes emisoras de material particulado respirable MP10. Esto conduce a que en mayo del año 2012 la comuna sea declarada Zona de Latencia, tras sucesivos episodios de latencia y saturación, sin que se aplicara la normativa ambiental. Esto se logra gracias a las denuncias reiteradas que hace la comunidad.

El año 2015 se da inicio al Anteproyecto de Plan de Prevención, con este plan se espera que la calidad del aire en Huasco, empiece a mejorar el año 2025.

 

Según el último estudio del DICTUC “Antecedentes para elaborar un Plan de Prevención de la localidad de Huasco”, responsabiliza a la empresa CAP en un 89% de las fuentes de emisión sin combustión y un 63% de sus fuentes de emisión con combustión, eso quiere decir que NO EXISTE TRABAJO LIMPIO POR PARTE DE LA EMPRESA, dañando así ecosistemas de trabajos originarios de la zona, como son la pesca y agricultura, la salud de la población, incluyendo sus propios trabajadores.

Con el reconocimiento transversal  de que en Chile existen zonas devastadas ambientalmente por la concentración de proyectos mineros y energéticos, altamente contaminantes. El Ministerio de Medio Ambiente  da inicio al Programa de Recuperación Ambiental y Social. (PRAS) en las localidades de Chile identificadas por el propio gobierno como zonas de sacrificios, estas son:

Tocopilla y Mejillones en la Región de Antofagasta, Huasco en la Región de Atacama, la Bahía de Quintero en la Región de Valparaíso,  Coronel en la Región de Biobío.

En la comuna de Huasco  este proceso comienza el año 2014.Cuyo objetivo es, recuperar ambientalmente el territorio y mejorar la calidad de vida de los habitantes.

La exposición de antecedentes, entre estudios y estadísticas avalando el daño es de larga data. Para sintetizar queremos solicitar:

  1. A las autoridades, que dado el deterioro ambiental y el daño ya causado en la salud de la población, al ecosistema natural, agua, aire, tierra y mar, a los sectores productivos locales, pescadores, agricultores, deje a la Superintendencia de Medio Ambiente cumplir con su misión de fiscalizar y cautelar que se cumplan las normas medio ambientales.
  2. A los trabajadores expresarle que nunca ha sido el objetivo que su fuente laboral se vea amenazada, por el contrario, hemos defendido el derecho de todos, de vivir  y desarrollarnos, en un ambiente libre de contaminación.
  3. A la Planta Pelletizadora de CMP, por ética empresarial, y por respeto a la ciudadanía que ha sido sacrificada en nombre de un mal llamado “progreso”, cumpla con lo estipulado en la RCA N° 215 y RCA N° 246,  del año 2010, y reconozca en su Plan de Cumplimiento los efectos negativos en la salud y en el medio ambiente provocados por décadas sin regulación ambiental, sumados los 8 años de incumplimientos en una débil legislación ambiental.

La desinformación, desregulación, intervención política, son prácticas inaceptables en un gobierno democrático que ha jurado respetar la institucionalidad vigente. Es  responsabilidad del Estado cumplir con el deber constitucional de cautelar que los ciudadanos vivamos en un ambiente libre de contaminación.

Esta declaración está basada en un expediente público presente en la plataforma SNIFA de la Superintendencia de Medio Ambiente, para mayor información ingresar a http://snifa.sma.gob.cl/v2/Sancionatorio/Ficha/1667.

Como antecedente a las infracciones de CAP Minería conforme al artículo 35 a) de la Ley Orgánica de la Superintendencia de Medio Ambiente se detallan a continuación:

 

Representantes de la Sociedad Civil ante el “Consejo para la Recuperación Ambiental y Social de Huasco” CRAS.