Día del Medio Ambiente: Temperatura máxima anual en Base Antártica aumentó de 4,0ºC a 8,5ºC en cuatro años

    Por otra parte, más de 80 mil hectáreas fueron dañadas en Chile por incendios forestales en la temporada 2018-2019.

    Este viernes 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medioambiente, fecha establecida por Naciones Unidas para motivar la acción ambiental. Este año, el tema escogido por esa organización internacional para llamar la atención sobre el cuidado de la Tierra es la biodiversidad, que según los expertos, ha sido dañada tanto por la deforestación como por la invasión de hábitats de vida silvestre, la agricultura intensiva y la aceleración del cambio climático.

    Al respecto, y según datos de la Dirección Meteorológica de Chile incluidos en el último Informe Anual de Medioambiente del INE, la temperatura media anual subió levemente entre 2014 y 2018 en ocho de 21 estaciones (en 7 no hay información), principalmente del norte y centro del país, aunque el incremento más importante se produjo en la Base Antártica que, de acuerdo con la estación Eduardo Frei Montalva, pasó de -2,5ºC en 2014 a -1,5ºC en 2018. En cuanto a la temperatura máxima absoluta anual de esta estación se registró un aumento que transitó de 4,0ºC a 8,5ºC en igual período.

    En la estación La Florida, de La Serena, en cambio se anotó la baja más significativa, ya que en 2014 la temperatura máxima absoluta fue 26,9ºC y en 2018 esta llegó a 23,8ºC. En total, hubo alzas de temperaturas en 13 estaciones en ese período.

    La temperatura mínima absoluta anual también presentó cambios entre el período 2014-2018. En 7 estaciones la temperatura fue más alta, siendo Cerro Moreno, en Antofagasta, la que registró la principal alza, pasando de 7,0ºC en 2014 a 9,0ºC en 2018. Por el contrario, hubo 12 estaciones que en 2018 registraron temperaturas mínimas absolutas más bajas que en 2014. El mayor cambio ocurrió en la estación Cañal Bajo, en Osorno, que pasó de -3,3ºC a -5,8ºC entre esos años (hay dos estaciones en que no hay información completa que permitan la comparación).

    Incendios forestales

    De acuerdo con datos proporcionados por la Corporación Nacional Forestal, también incluidos en el Informe Anual de Medioambiente del INE, en la temporada 2018/2019 hubo en Chile un total de 80.064 hectáreas (ha) dañadas a causa de incendios forestales. La mayoría de esas hectáreas fueron afectadas por incendios intencionales (23.369 ha) y por incendios originados por quema de desechos (16.732 ha) y accidentes eléctricos (10.616 ha).

    Si bien la cifra total es alta y mayor que la registrada en las temporadas 2015/2016 (42.097 ha) y 2017/2018 (39.554 ha), es bastante menor a la superficie dañada en las temporadas 2014/2015, cuando se llegó a un total de 128.654 ha afectadas, y 2016/2017, cuando ascendió a 570.197 ha dañadas.

    De las 80.064 ha afectadas, 25.280 ha correspondieron a superficies con vegetación natural, de las cuales gran parte estaban en Aysén (15.348 ha) y en La Araucanía (12.579 ha).

    Derrame de contaminantes

    Las aguas de la costa chilena también han sido dañadas, en este caso, por el derrame de contaminantes. Uno de los lugares que más ha sufrido en ese sentido, en los últimos años, es la Región de Los Lagos, que tuvo que enfrentar el derrame de 2.000 litros de diésel y diésel oil en la Bahía Queilén, en Chonchi. En esa misma comuna, pero en 2017, hubo un derrame de 600 litros de lubricantes, en tanto que en 2016 destacó el derrame de 1.800 litros de diésel marine fuel oil en la Bahía Auchemo, en Chaitén.

    Menos precipitaciones

    Según lo registrado en las 21 estaciones meteorológicas a lo largo del país, las precipitaciones anuales disminuyeron en gran parte del país entre 2014 y 2018. En la estación La Florida, de La Serena, descendieron de 82,8 mm a 45,2 en ese lapso; en Quinta Normal, Santiago, bajaron de 203,4 mm a 151,4 mm; en Pichoy, Valdivia, pasaron de 1.801,7 mm a 1.569,6 mm, y en General Freire, de Curicó, lo hicieron de 640,3 mm a 414,0 mm. Entre las que registraron un alza de las precipitaciones destacan la estación Maquehue, en Temuco, que anotó 592,5 mm en 2014 y 1.093,1 en 2018.

    Aumenta número de especies en peligro crítico

    De acuerdo con datos del Ministerio del Medio Ambiente contenidos en el informe del INE, en 2018 se constató un total de 132 especies en peligro crítico, 339 especies en peligro y 255 especies vulnerables. Las cifras representan, en la mayoría de los casos, un aumento respeto a 2014. Ese año se registró un total de 93 especies en peligro crítico, 319 especies en peligro y 246 especies vulnerables.

    El número de plantas en peligro crítico, en peligro y vulnerables también creció en 2018 respecto a 2014, pasando de 59, 189 y 146, respectivamente, a 74, 199 y 153 entre esos años. La mayor parte de las especies afectadas, en ambos años, pertenecen a plantas herbáceas.

    La cantidad de animales en peligro crítico, en tanto, pasó de 34 en 2014 a 58 en 2018. Los que estaban en peligro se incrementaron desde 130 a 165 en el período, mientras que los animales en estado vulnerable aumentaron de 100 a 112 entre esos mismos años.

    Se incrementan superficies de áreas protegidas

    En 2018 hubo un total de 18.616.758 hectáreas de áreas silvestres protegidas pertenecientes al Estado, lo que representó un alza de 3.901.186 hectáreas respecto a 2014.

    De las 18.616.758 hectáreas, un total de 13.050.175 ha corresponden a parques nacionales, cuya mayor superficie se encuentran en Magallanes (8.228.354 ha) y en Aysén (2.566.458 ha).

    En tanto, 5.532.236 hectáreas protegidas son reservas nacionales (2.660.343 ha en Magallanes y 2.018.404 ha en Aysén) y 34.347 ha corresponden a monumentos naturales, cuya mayor superficie (22.624 ha) se ubican en la Región de Arica y Parinacota.

    Calidad del aire

    Si bien en los años 2014 y 2015 hubo un total de 23 días con alerta ambiental y 16 días con preemergencia en el Gran Santiago, en 2017 y 2018 hubo solo 3 y 1 día con alerta, respectivamente, y ningún día con preemergencia.

    Por otro lado, las sustancias agotadoras de la capa de ozono disminuyeron entre 2014 y 2018, pasando de 236,43 toneladas PAO (cantidad de una sustancia, expresada en toneladas y multiplicada por su factor de agotamiento de la capa de ozono) a 41,76 toneladas en el período. Lo anterior, de acuerdo con datos del Ministerio del Medio Ambiente, también incluidos en el Informe Anual de Medioambiente del INE de 2019.

    Fuente: El Periodista