Diputada Cicardini valoró aprobación de proyecto que pide al Estado crear plantas desalinizadoras

Su amplia satisfacción manifestó la diputada (PS) de Atacama, Daniella Cicardini, tras la aprobación en la cámara de diputados del proyecto de ley que faculta y promueve la creación de plantas desalinizadoras por parte del Estado; iniciativa que será ahora revisada por el Senado en su segundo trámite constitucional.
La parlamentaria, junto a los también diputados socialistas Luis Lemus y Christian Urízar, es autora de la iniciativa que busca el fomento y explotación de dichas instalaciones como política de Estado, para la obtención de agua potable que permita mitigar o evitar el consumo de agua fresca en faenas industriales y combatir los efectos en zonas afectadas por la sequía.
“Así como hay una empresa estatal que se preocupa del tema del cobre, creemos que es necesario que también exista una que se haga cargo de un recurso tan relevante como es el agua, y para ello este proyecto le entrega facilidades al Estado para el desarrollo de actividades empresariales en este ámbito”, explicó la diputada Cicardini.
La legisladora detalló además que esto sería beneficioso por el ahorro de agua dulce que podría ser utilizada para consumo por parte de la población, y permitiría además evitar daños por efecto de la actividades productivas como los  que ya hemos visto en nuestra zona sobre ecosistemas como humedales, lagunas y oasis”, señaló Cicardini.
Cicardini explicó que “si bien en nuestra región existe un proyecto de desalinizadora que será financiado por el Estado y otros que son proyectos de mineras privadas, hasta ahora la decisión de construir estas plantas recae exclusivamente en la voluntad de las empresas. Con este proyecto, en cambio,  se llama al Estado a ser parte activa y que a mediano plazo recupere su rol como proveedor de agua potable para la población”, indicó.
La legisladora recordó que la creciente escasez hídrica de las regiones del centro y norte de Chile se debe en gran parte a que diversas cuencas “se han visto afectadas, y sobreutilizadas o agotadas, llegándose incluso a una situación de carencia de agua para el consumo y el riego”, enfatizó.
Según declara el texto, en el caso particular de Chile, esto afecta principalmente a las zonas vinculadas con la minería, como es el de la región de Atacama, actividad que utiliza grandes volúmenes de agua dulce, y que podría recurrir al sistema de desalinización para hacer uso del agua de mar en sus faenas.