Diputados DC piden reactivar tramitación de nuevo Código de Aguas

Los parlamentarios de la falange anunciaron que defenderán lo aprobado por la Cámara ante indicación sustitutiva del Gobierno.

Junto con calificar la situación del país como “extremadamente preocupante en materia de sequía”, los diputados de la Democracia Cristiana, emplazaron hoy al Gobierno a reactivar la tramitación del nuevo Código de Aguas para Chile, actualmente en el Senado; pero, agregaron que “esperamos que los senadores rechacen los cambios que introdujo el Ejecutivo pues significan un retroceso en relación a lo aprobado por la Cámara en el 2016″.

Así lo señalaron los diputados Iván Flores, presidente de la Cámara de Diputados, Joanna Pérez, Daniel Verdessi y Matías Walker.

Al respecto, el titular de la Cámara, señaló que “aunque 2019 no es el año más seco, la sumatoria de una década con montos de lluvias menores a los rangos normales hacen dramática la situación y todas las proyecciones indican que esta tendencia a la disminución de las lluvias se acentuará en los próximos años. Estamos frente a un fenómeno que llegó para quedarse y Chile no puede seguir con un código de aguas dictado en la dictadura y que no responde a las necesidades actuales. Nosotros lo despachamos de la Cámara en el 2016 y duerme en el Senado”, y lo peor, con cambios introducidos por el actual Gobierno que no respetan el espíritu original. Hay que avanzar, sin excepciones ni resquicios”.

Flores agregó que “lo que se aprobó en la Cámara es esencial, especialmente desde el punto de vista de asegurar el consumo humano, el de las comunidades y resguardar los caudales ecológicos. La reforma pone el uso para consumo humano, el uso doméstico de subsistencia y el saneamiento como la principal función para el agua y esperamos que ello se mantenga en el Senado”.

El diputado Matías Walker agregó, además, que “lo que aprobamos y hay que decirlo con claridad es que se establece un nuevo régimen jurídico para los nuevos derechos de agua que se constituyan, estableciendo que éstos ya no van a ser perpetuos como ocurre hoy día, sino que van a ser concesiones de uso de agua, con una vigencia de máximo 30 años, dependiendo de la disponibilidad del recurso, con un caudal ecológico mínimo. Eso y un conjunto de normas que están en sintonía con las demandas reales y actuales en materia de agua. Por eso, los diputados de la Democracia Cristiana vamos a defender el proyecto que aprobamos en la Cámara el año 2016, en el gobierno de la Presidenta Bachelet, bajo liderazgo del Ministro Alberto Undurraga”.

Respecto a la indicación sustitutiva ingresada por el Gobierno, el diputado Matías Walker señaló que “nos parece una muy mala idea del gobierno introducir una indicación respecto de todo lo que avanzamos en el trámite del proyecto en la Cámara de Diputados. Se vio en la comisión de Recursos Hídricos, se vio en la comisión de Obras Públicas, se vio en la Comisión Agricultura. Esperamos que se retorne a lo que aprobamos y para ello el proyecto debe reactivarse”.

La diputada Joanna Pérez señaló, también, que “estamos ante una situación de tal magnitud que es imposible seguir con el código actual, por eso, esperamos que el Senado retome la tramitación y que se respete el espíritu trasversal con que se aprobó el proyecto en la Cámara, adaptándonos a lo que está pasando hoy día con el cambio climático. Existe una sobredotación de derechos de agua que se han otorgado a particulares, muchos de ellos no se utilizan y son los pequeños agricultores los más perjudicados, porque en muchos casos son ellos los que no tienen acceso a los derechos de agua”.

 

Lunes 26 de agosto de 2019.

Fuente: El Periodista.