Dispar evaluación de la crisis ambiental en Quintero y Puchuncaví a 90 días de episodios

Intendente Jorge Martínez y seremi del Medio Ambiente, Victoria Gazmuri, destacan avances en salud y protocolos, pero dirigentes sociales critican falta de información y gestión.

La mañana del martes 21 de agosto de este año ocurrió un hecho que marcó un antes y un después para las comunas de Quintero y Puchuncaví. Ese día, decenas de niños y adultos sufrieron síntomas de intoxicación, realidad que dio cuenta de que algo estaba afectando el aire de la zona.

El hecho fue el primero de una seguidilla de episodios que se extendió por dos meses y que ha impactado a cientos de vecinos, quienes llegaron al hospital base de Quintero con cuadros de cefalea, vómitos, debilidad en las extremidades y desmayos. Los afectados llegaron a más de mil personas y la gravedad de la situación obligó al Gobierno a decretar dos alertas amarillas y la prohibición de clases por más de un mes.

En octubre, cuando la muerte del dirigente sindical Alejandro Castro – caso que está en investigación por la Fiscalía- aún resonaba, el Presidente Sebastián Piñera se comprometió ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) -en el marco de la 73ª Asamblea General del organismo- a «cambiar la historia» de ambas comunas, marcadas por la contaminación.

Sin embargo, a 90 días del primer incidente masivo de este año, la evaluación que hacen las autoridades regionales y dirigentes sociales de ambas comunas es dispar, tanto al analizar la gestión realizada frente a la emergencia como frente a la implementación de nuevos mecanismos capaces de prevenir nuevos hechos similares.

Los actores sociales alertan que las soluciones más concretas -como el Plan de Descontaminación y el cambio del Plan Regulador Metropolitano Valparaíso (Premval) para restringir el ingreso de nuevas empresas contaminantes a la zona-aún no se aplican. Asimismo, advierten que resulta preocupante que no exista claridad sobre cuáles son las sustancias específicas que causaron las intoxicaciones masivas y qué empresas son responsables de las emergencias.

En cambio, la evaluación que realizan el intendente Jorge Martínez y la seremi del Medio Ambiente, Victoria Gazmuri, es positiva. Ambos destacaron la puesta en marcha de la alerta sanitaria, que ha permitido reducir las emisiones en el parque industrial, y la elaboración del Plan de Descontaminación.

El jefe regional reconoció que los principales avances se han realizado en materia de salud, como el reforzamiento del Hospital de Quintero con personal para turnos diurnos y nocturnos y para la urgencia.

«Para ello (…) se gestionó un médico general, técnicos en enfermería, dos administrativos y enfermeras, además de becados en medicina familiar, interna y pediatría», dijo Martínez.

Acotó que a todo ello se sumaron «especialistas gestionados a través del Servicio de Salud Viña del Mar-Quillota, la labor del hospital con la instalación de un Puesto de Atención Médica Especializada (PAME) del Ejército» y las fiscalizaciones de la Seremi de Salud, entidad que lleva más de 200 supervisiones en el sector industrial, lo que ha significado 15 sumarios sanitarios.

En tanto, dentro de las gestiones a nivel central la autoridad regional destacó el traspaso de la supervisión de la red de monitoreo de calidad del aire a manos del Estado, la gestión de un equipo que mide carboxihemoglobina en el Hospital de Quintero, la asesoría externa de la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), el estudio de campo del Ministerio del Medio Ambiente, la implementación de la alerta temprana preventiva en el marco de la alerta sanitaria y el muestreo en los sistemas de Agua Potable Rural (APR).

«Junto con todo esto se realizaron programas de educación sanitaria-ambiental y capacitaciones tanto a establecimientos educacionales como a recintos de salud. Además, se convocó la mesa regional de salud mental y se activaron los equipos de Apoyo de Respuesta de Salud Mental (Arsam)», consignó el intendente.

Una de las medida fundamentales para controlar la situación, recalcó Martínez, «fue decretar la alerta sanitaria en Quintero y Puchuncaví, que cada vez que se declare alerta temprana, de acuerdo al informe de calidad del aire del Ministerio del Medio Ambiente y la Dirección Meteorológica de Chile, faculta a la Seremi de Salud a prohibir las faenas emisoras contaminantes de empresas que no cumplan con los estándares dispuestos por la autoridad sanitaria cuando las condiciones atmosféricas lo ameriten».

Adicionalmente, dijo Jorge Martínez, se proyecta un trabajo importante en materia hospitalaria para el año 2019, con el fortalecimiento de la red de atención primaria y se implementarán mejoras al hospital de Quintero, Adriana Cousiño.

En materia medioambiental, la seremi de la cartera, Victoria Gazmuri, destacó la importancia del Plan de Descontaminación para Concón, Quintero y Puchuncaví que se encuentra en consulta ciudadana y que ingresará a la Contraloría el 31 de diciembre. Allí, la autoridad remarcó la relevancia de la nueva norma horaria para dióxido de azufre.

Esta normativa, explicó, será implementada «a partir del primer semestre de 2019 (…), siendo una norma que hasta el momento no existe, con niveles de exigencia más altos y en sintonía con estándares internacionales».

Respecto a la medición de contaminantes, la seremi afirmó que «desde el primer día de la emergencia se puso a disposición de las autoridades regionales un medidor de gases MIRAN, marca Thermo, de tipo screening y con capacidad de medir 120 gases, y además se gestionó para el territorio un cromatógrafo espectrómetro de masa (…) que permite identificar compuestos en el aire aún en baja concentración».

También subrayó el convenio con el Instituto Noruego de Investigación del Aire (NILU) y la implementación e instalación de un laboratorio de alta tecnología en la región, además de la activación de la mesa técnica del carbón.

Las medidas impulsadas por el Gobierno para superar la crisis fueron consideradas necesarias por diferentes actores sociales de la zona que si bien reconocieron avances, afirman que aún «faltan medidas más concretas».

La presidenta de la Organización Mujeres en Zona de Sacrificio, Katta Alonso, destacó que «lo bueno es que con la alerta sanitaria hemos podido respirar por fin, pero cada vez que no está vigente se siente la contaminación y volvemos a lo mismo. Los estudios de Finlandia y Noruega son nuestra esperanza. Necesitamos medidas más concretas para vivir en un ambiente libre de contaminación. Las otras medidas son insuficientes».

El representante de los pescadores de Quintero, Roberto Monardes, dijo que «sabemos que se están haciendo esfuerzos, pero no tenemos certeza del culpable y qué es lo que está contaminando. Hay fiscalizaciones, hay aristas en la justicia, se está trabajando el Plan de Descontaminación y sabemos que esto es un tema aéreo, pero falta el tema marítimo, que es lo que nos preocupa a nosotros. Hay que ajustar las normativas ambientales y homologarlas a la europea. Faltan aún gestiones por hacer».

En tanto, Andrés León, de la agrupación Dunas de Ritoque, recalcó que «aún falta avanzar en restringir las emisiones de contaminantes peligrosos, falta determinar todos los elementos tóxicos y dañinos a los que la zona está expuesta. La zona llegó a su límite y recién ahora se están dando cuenta que las empresas emiten mucho de noche y que las condiciones de ventilación son malas».

«Desde el primer minuto iniciamos una serie de medidas, específicamente en materia de salud»

Jorge Martínez, Intendente»

ALCALDESA RECONOCE ESCENARIO COMPLEJO

La alcaldesa de Puchuncaví, Eliana Olmos, en su evaluación a 90 días del primer episodio de contaminación que impactó a la zona, reconoció que «han sido meses muy complejos y muy nefastos para la comuna, donde se ha visto afectada la salud de las personas y el medioambiente con intoxicaciones masivas, perjuicios para muchas personas y la comuna en general. Hemos trabajado de manera muy responsable y comprensiva (…), teníamos que abordar la emergencia de manera diferente y creo que se ha trabajado de una manera seria (…), pero quedan materias pendientes».

«Teníamos que abordar la emergencia de manera diferente y creo que se ha trabajado de una manera seria»

Eliana Olmos, Alcaldesa de Puchuncaví».

 

Miércoles 21 de noviembre de 2018.

Por Katherine Escalona M.

Fuente: Mercuriovalpo.cl