Ecologista Sara Larraín impugna licitación para nuevos estudios sobre energía nuclear

    Programa Chile Sustentable dijo que “el anuncio una licitación para determinar impactos de esta tecnología contradice los objetivos públicamente expresados por Bachelet en California”, en su viaje de junio pasado.

    Fuente: Programa Chile Sustentable, 4-9-2008.

    “Es inaceptable que el gobierno licite estudios para definir los costros de traer energía nuclear a chile, en circunstancia que debería estudiar los impactos de todas las fuentes”. Con esta afirmación recibió Sara Larraín, directora ejecutiva del Programa Chile Sustentable, el anuncio del gobierno de lanzar la licitación de tres estudios, que deberán resolver las dudas que dejó el informe que el grupo de expertos, encabezado por el científico Jorge Zanelli, elaboró en septiembre de 2007.

    La ecologista dijo que “de acuerdo al presupuesto oficial del Ministerio de Energía, aprobado en la partida presupuestaria de 2008, no existen fondos específicos para estudios nucleares, sino que están claramente definidos para estudiar rodas las alternativas”

    “Dada la enorme dependencia tecnológica, los riesgos sísmicos y geopolíticos de esta tecnología, es absurdo que el gobierno priorice esta opción y no la necesidad obvia de estudiar la viabilidad de instalar grandes centrales solares en unidades sobre 500 MW cada una en las regiones de Antofagasta y Atacama, para servir al Sistema Interconectado Central (SIC) y al Sistema Interconectado del Norte Grande (SING). Así, dada la experiencia internacional, podríamos acceder a varios miles de megavatios en los próximos años”, explicó Sara Larraín.

    A renglón seguido, la directora del Programa Chile Sustentable afirmó que “Chile con ello avanzaría en autonomía energética y limpieza de la matriz y aprovecharía un recursos natural abundante, pues nuestro país posee una de las radiaciones más altas y mejores del mundo”.

    Acuerdo roto

    En abril de este año, las 23 organizaciones no gubernamentales (entre ellas la dirigida por Larraín) que en 2005 firmaron con Bachelet el Acuerdo de Chagual (sobre sustentabilidad), restaron su apoyo político a la mandataria por este tema, para lo cual adujeron que se había incumplido el compromiso N° 7 de «no incluir la opción nuclear en la política energética nacional».

    Hoy, el gobierno fechó 24 de octubre próximo la adjudicación de los nuevos estudios nucleares (para los que hay un presupuesto inicial de $ 160 millones), mientras que las conclusiones deberían conocerse en cuatro meses. En consecuencia, en el primer semestre de 2009 el gobierno contaría con los antecedentes para tomar la decisión respecto a si se avanza o no en esta materia.-