Efecto no provisto de unión SIC-SING amenaza operación de centrales de AES Gener y Engie

    Reducir el riesgo de falla de unidades -como Guacolda- requiere invertir más de US$ 50 millones. la autoridad evalúa si empresa o consumidores deberían asumir ese costo.

    Tras el acople de los sistemas interconectados Central (SIC) y del Norte Grande (SING), la extensión de la red eléctrica nacional se empina sobre los 3.100 kilómetros, todo un desafío a la hora de operar las instalaciones, velando por la seguridad y continuidad del suministro para los consumidores, que incluyen a más del 98% de la población del país.

    Noticia completa en Diario Financiero