El mundo entero apagó sus luces para celebrar «La hora del planeta»

    La icónica Ópera y el Puente de la Bahía de Sydney, en Australia, fueron dos de las primeras edificaciones en quedar a oscuras este sábado durante «La hora del planeta», iniciativa que busca sensibilizar a millones de personas en el mundo sobre el impacto del cambio climático y el consumo energético sostenible.

    En más de 170 países, a las 20:30 horas local, monumentos o edificios emblemáticos de cada ciudad apagaron sus luces durante una hora. Así ocurrió con el Empire State Building en Nueva York, la torre Eiffel en París o el Palacio de la Moneda en Santiago.

    Desde su primera versión en 2007, el objetivo de la iniciativa global -impulsada por la Fundación Mundial para la Naturaleza (WWF)- es recordar que la energía que se consume tiene un costo para el planeta.

    Las energías fósiles (carbón, gas, petróleo), usadas en la producción de electricidad, son responsables de tres cuartas partes de las emisiones de gases de efecto invernadero.

    Fuente: El Mercurio